Escucha esta nota aquí

El presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Choque (MAS), y el asambleísta Gonzalo Barrientos (UD), coincidieron que las personas que bloquean accesos a hospitales y el personal médico que se opone a atender a personas infectadas con coronavirus, cometen delitos y por ello la Policía y la Fiscalía deben actuar en contra de ellos.

Choque manifestó que los bloqueos y los médicos que se resistan a atender casos, confrontan un atentado a la salud, pero consideró que el Gobierno actuó tarde porque "pensó que el virus nunca iba a llegar". Por eso planteó una solicitud de informe al ministro de Salud, Aníbal Cruz, para que explique la estrategia de contención del Ejecutivo contra esta pandemia.

Sin embargo, dijo que es lamentable la actitud de algunos centros de salud. "Lo que corresponde es iniciar procesos por incumplimiento de deberes como daños y atentados a la salud. Y los que impiden el paso de los contagiados cometen un atentado contra la salud e incluso contra la vida, ojalá que todos y todas entendamos esto. La Policía y la Fiscalía deben dejar de perseguir dirigentes, y deben dedicarse a esta situación", dijo.

Por su parte, Barrientos coincidió que ante estos excesos "la Policía y la Fiscalía deben intervenir, porque se trata de preservar la salud, y quien impida el acceso de personas contagiadas a un centro médico, incurre en el posible delito de homicidio culposo".

Comentarios