Escucha esta nota aquí

Llega uno de los días más esperados del año, cuando se rinde homenaje al ser más amado, la madre. La podés sorprender gratamente con un sabroso desayuno, preparado por vos o encargarlo a los negocios que existen para que lo lleven a tu casa bien temprano.

Como es desayuno, tiene que ser entregado no más de las 9:00 y mejor si se lo llevás personalmente a su cama. Si lo vas a encargar, asegurate que sea bien surtido, que tenga masas, frutas, jugos, café o té, y leche. 

Si lo querés preparar vos es muy fácil. Te indicamos cómo hacerlo:

* La base tiene que ser una bandeja bonita. Prueba utilizar un coqueto mantel para embellecer la presentación.

* Los jugos de naranja, otra de papaya son una oportunidad de comenzar el día de manera saludable. La leche y el agua caliente servirán para preparar un rico café o un reparador té.

* Azúcar y edulcorante, permitirán endulzar las bebidas al gusto de la agasajada.

* Una porción de ensalada de frutas: Guineo, kiwi, frutilla, papaya, piña, manzana, uvas.

* Horneados típicos como cuñapé, pan de arroz y sonso, serán un guiño al sabor tradicional de la tierra.

* Un vaso de yogurt.

* Un sandwich de jamón y queso servirán para darle un toque internacional al buffet.

* Una porción de pie de limón.

* Donuts de vainilla y de chocolate.

* Una cajita de cereal.

* Una torta pequeña de hojaldre.

La bandeja debe tener dos vasos vacíos, un tenedor, un cuchillo y una cucharilla, además de servilletas. No olvidés incluir una bonita tarjeta que diga: Felicidades mamá, te amo...

Acompañando el desayuno, entrega a tu mamá un hermoso ramo de rosas. Pueden ser rojas, rosadas, blancas o el color que creas que le va a gustar más. También lo podés arreglar vos. Compra dos docenas de estas flores, un puñado de ilusión y algo de follaje. Conseguí una cinta bonita en un tono que combine con las rosas, acomodalas y las entregas.

Recuerda tener a mano un florero hermoso para colocar las rosas en agua y lograr que se conserven por más tiempo.

Tu mamá quedará feliz con tus adulos. Ella se merece eso y más.