Escucha esta nota aquí

Peritos del Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI) de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), acudieron hoy a la Fiscalía Departamental de Santa Cruz, dentro de las investigaciones que realizan en procura de recoger elementos de pruebas de los hechos registrados a fines de octubre y principios de noviembre de 2019 en Montero y en el barrio Cofadena, durante los ataques de grupos armados afines del MAS a cívicos que cumplían el paro pacífico de 21 días con el resultado final de dos muertos y al menos 100 heridos.

Los comisionados fueron recibidos por el fiscal departamental Róger Mariaca así como los fiscales que llevan adelante el caso, Cirilo Chambilla y Daniel Ortuño. La misión estaba integrada por Marlon Wichert, experto de nacionalidad brasileña; Julián Burger, de Gran Bretaña; Magdalena Correa, de Colombia; y Nancy Bautista de México.

El fiscal Mariaca informó que como Ministerio Público se presentó ante la comisión de la (CIDH), toda la investigación sobre el caso Cofadena, en Montero, donde se acusó para juicio oral a diez personas por la muerte de dos ciudadanos durante los conflictos registrados.

Mariaca destacó la predisposición de los fiscales que atienden el caso para atender los requerimientos de los comisionados a fin de establecer la verdad de los hechos.

Los representantes dela CIDH expresaron su agradecimiento a la Fiscalía de Santa Cruz por la predisposición para coordinar la tarea investigativa.

En horas de la tarde los comisionados se trasladaron nuevamente a Montero con familiares y abogados de las víctimas y de algunos de los procesados.

Todos los involucrados están libres

Permanecían detenidos como principales acusados de participar en los ataques en Montero el ex guerrillero de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), Facundo Molares, así como al menos 9 personas más entre ellas la diputada del MAS, Deisy Choque. Sin embargo, poco después de que el expresidente Evo Morales y el ministro de Justicia, Iván Lima, dieron su respaldo a los procesados y pidieron revisar la situación jurídica especialmente de Facundo Molares, salieron libres.

Facundo Molares fue favorecido por un tribunal de sentencia de Montero que le otorgó medidas sustitutivas con garantes personales y firma del libro incluso en su consulado en Buenos Aires. Por eso el exguerrillero salió y hace más de dos semanas regresó a su país.

Molares en su testimonio en Bolivia ante la Justicia, la Policía y la Fiscalía, confesó ser integrante de las FARC y haber venido especialmente a entrenar gente para defender el proceso de cambio del expresidente Morales. También se solidarizó con los familiares de las víctimas de Montero.

Facundo Molares fue imputado por la Fiscalía por asesinato, organización delictuosa, lesiones graves y gravísimas y otros delitos. También están acusados Joan Elías Nina Peñaloza, Iván Cala Ventura, David Peñaloza y otros. También está acusado por la Fiscalía el peruano Martín Serna Ponce, el exguerrillero del Movimiento Revolucionario Tupac Amaru MRTA, de participar activamente en los enfrentamientos. 

Serna Ponce tiene condena de 20 años de cárcel por el secuestro en el año 1995 del empresario Samuel Doria Medina. Los fallecidos durante los ataques en Montero el año pasado son los cívicos Mario Salvatierra y Marcelo Terrazas. Sus familiares y abogados participaron también esta tarde en otra inspección en la capital norteña junto a comisionados de la CIDH.

Los familiares de los fallecidos y sus abogados sostienen reuniones con los comisionados de la CIDH en busca de justicia. Los defensores de las víctimas aseguran que Martín Serna Ponce, se paseaba por todas partes junto a Raúl García Linera, hermano del exvicepresidente Álvaro García Linera.

Comentarios