Escucha esta nota aquí

No permitirán que se altere el orden público. El comandante general de la Policía Boliviana, Yuri Calderón, anticipó la tarde de este martes que se evitará que exista cualquier tipo de protesta 48 horas antes de la jornada de votación del 20 de octubre.

"La Policía Boliviana dará cumplimiento a la Constitución, tenemos la misión específica de la defensa de la sociedad, la conservación del orden público y el cumplimiento de las leyes en todo el territorio nacional", explicó en conferencia de prensa.

Actualmente se encuentran activos conflictos del Comité Cívico Potosinista (Comcipo) por la "defensa" del litio, el paro y marchas de los médicos por reivindicaciones sectoriales y las convocatorias a cabildos en defensa de la democracia, exigiendo la renuncia de las autoridades electorales y que Evo Morales decline su nueva repostulación.

Conferencia de prensa de la autoridad policial: 

"Sabemos que estamos en un estado de derecho, sin embargo, 48 horas antes están prohibidas las actividades que vayan a alterar las actividades del orden público", acotó el titular de la institución del orden, consultado sobre el clima previo a los comicios.

La pasada semana un Cabildo masivo en Santa Cruz decidió dar un "voto castigo" a Morales en los comicios, además de avanzar hacia un modelo federal y reivindicar los resultados del referéndum del 21 de febrero de 2016.

Al respecto, Calderón enfatizó que "la Policía Boliviana va a garantizar el desarrollo del proceso electoral en un clima de paz y tranquilidad ciudadana", ratificando que más de 39.000 efectivos estarán acuartelados o patrullando durante el sufragio.