Escucha esta nota aquí

Miles de jóvenes, autoconvocados por redes sociales, marchaban en esta jornada de sábado por las principales calles y avenidas de la urbe paceña, intentando llegar a la plaza Murillo. 

La Policía refuerza el control en la calle Ayacucho, hasta donde llegó un numeroso grupo de jóvenes que protestan contra el Gobierno. Los efectivos de UTOP se retiraban y llegaban policías de seguridad física.

En otro punto de la sede Gobierno, Waldo Albarracín, rector de la Universidad Mayor de San Andrés (UMSA), encabezaba una marcha de jóvenes que se encontraron un numeroso contingente de policías que no los dejaron continuar. Megáfono en mano, propuso un pacto de no agresión a los efectivos policiales.

 “Les pedimos que nos respeten. Hay alguien que quiere que le demos pretextos para una represión, estamos ejerciendo nuestro derecho constitucional a la protesta. Acá hay jóvenes que por primera vez han votado en Bolivia y nosotros tenemos la obligación de apoyarlos. Por eso queridos policías, les pido que hagamos causa común, hagamos un pacto de no agresión, porque yo sé que a ustedes también les duele. No vamos a causar problemas, el enemigo es otro, está en el Palacio”, expresó Albarracín.

En la jornada en la que el alcalde paceño Luis Revilla anunció el paro y el inicio de las movilizaciones de todas las juntas vecinales desde el lunes, en la sede de Gobierno también se registraron diversas manifestaciones y hechos de violencia.

Un grupo de choferes sindicalizados atacaron con piedras a ciudadanos que bloqueaban en la zona de Auquisamaña en defensa de la democracia.