Escucha esta nota aquí

Veinte menores de 12 años fueron evacuados ayer de las comunidades Mosquera y San Marcos hasta la zona urbana del municipio de Postrervalle. Además, se espera que mañana lleguen otros 20 infantes hasta el albergue Don Máximo Rinaldi. 

Los infantes fueron evacuados, debido a que son los más vulnerables a presentar complicaciones respiratorias por el humo debido a los incendios en la zona. 

La responsable de salud del municipio, Daniela Pinto explicó que el albergue es una infraestructura que funciona como internado para niños de las comunidades alejadas durante los meses de clases ya que sus casas son muy alejadas de las unidades educativas. 

El ministro de Defensa Fernando López explicó esta semana que hay familias que no quieren ser evacuados, pues, pese al peligro, quieren intentar salvar sus bienes. 

La situación continúa siendo crítica en el municipio debido a incendios de magnitud que están entre la serranía, por lo que son de difícil acceso para que los combatan los bomberos por tierra.  Además, tanto en Mosquera como en San Marcos se quemaron las cañerías de agua, por lo que la población está sin este servicio básico desde hace más de una semana.