Escucha esta nota aquí

El párroco de San Matías identificado como Eulalio Modesto Poori Tacohons, fue enviado a la cárcel de Palmasola por orden del juez cautelar Emilio Guzmán, luego de ser imputado por el delito de abuso sexual contra una niña de 10 años. Tras esta acción de la Justicia, el sacerdote no podrá realizar ninguna actividad pastoral, según lo determinó el obispo de la Diócesis de San Ignacio de Velasco, Mons. Robert Flock en un comunicado.

La audiencia cautelar se desarrolló hoy en dependencias de la Fuerza Especial de Lucha Contra la Violencia (Felcv), hasta donde el religioso fue trasladado desde San Matías para precautelar su integridad física.

El fiscal encargado del caso, Pablo Rocabado, presentó la imputación por delito de abuso sexual. Según las investigaciones, el hecho contra la niña se habría  registrado en el dormitorio del sacerdote en la misma parroquia en San Matías. La niña se estaba preparando para participar mañana domingo en el acto de la primera comunión y según las investigaciones de la Felcv y de la Fiscalía, el párroco habría aprovechado la ocasión para abusa de ella.

Tras los argumentos del fiscal Pablo Rocabado, el juez Emilio Guzmán, ordenó la detención del religioso en la cárcel de Palmasola.

El lugar donde el párroco cometió el delito (foto)

El comunicado del obispo Monseñor Robert Flock, señala que todo abuso sexual es un crimen y pecado grave por los daños que ocasiona. "Es especialmente deplorable cuando un ministro sagrado abusa de la confianza que le da su investidura sacerdotal. Por lo tanto, la Diócesis de San Ignacio de Velasco se compromete a la protección de los menores de edad y está dispuesto a actuar responsablemente frente a cualquier denuncia creíble".

Sin embargo, el comunicado de la Diócesis señala que sobre el padre Poori, con casi 25 años vida sacerdotal, es la primea vez que pesa sobre él acusación de mala conducta y tiene el derecho a defenderse, tanto en el ámbito civil como celestial. 

"Tiene el derecho también a la presunción de inocencia hasta que no se compruebe lo contrario", concluye el comunicado, subrayando que se debe establecer la verdad de los hechos en coordinación con las autoridades competentes para tomar las medidas correspondientes y mientras tanto, el padre Poori no realizará ninguna actividad pastoral.

Comentarios