Escucha esta nota aquí

Santa Cruz enfrenta un pico cada vez más alto de contagios de coronavirus y se prevé que dentro de cinco días el número de casos llegue a los 20.000 o más, situación que ha dado lugar a la ampliación de la cuarentena que será hasta el 30 de junio. La saturación de los hospitales es una realidad que no se puede negar y, para paliar en algo esta situación, las autoridades sanitarias regionales esperan poner en funcionando este lunes 34 camas de terapia intensiva en los hospitales de Montero y San Juan de Dios. Además, aguardan la llegada de 40 respiradores de parte del Gobierno.

El anuncio lo hizo anoche el gobernador de Santa Cruz, Rubén Costas, tras finalizar la reunión del Centro de Operaciones de Emergencia Departamental (COED), cuando pidió el apoyo de todos para poner en marcha una estrategia común que permita hacer frente a la crisis hospitalaria que provoca el coronavirus. La Gobernación espera iniciar la semana venidera, duplicando la capacidad de las camas hospitalarias para pacientes críticos.

“Con respecto a las unidades de terapia intensiva, a las 37 iniciales que habilitamos  (en los hospitales y salas para pacientes de coronavirus), desde este lunes se incorporarán 34 más”, adelantó el gobernador, al agregar que el Gobierno nacional “hará llegar 40 unidades” para los domos del hospital Japonés, que tiene una capacidad de 78 camas de terapia intensiva.

Autoridades del Servicio Departamental de Salud (Sedes) confirmaron que las camas de cuidados intensivos que entrarán en funcionamiento este lunes son las 12 del hospital de tercer nivel de Montero y las 22 del hospital San Juan de Dios, que ya están habilitadas y cuentan con el personal para su atención. 

También se espera poner en funcionamiento en los subsiguientes días los 21 espacios en uno de los domos del Japonés, con los 16 respiradores prestados por la Udabol y cinco que ya tenía la Gobernación. A decir de las autoridades sanitarias, el Ministerio de Salud también ha comprometido el envío para los próximos días de 40 respiradores convencionales, que serán habilitados en el segundo domo del Japonés.

El médico Juan Saavedra, gerente de la red de salud Obispo Santistevan, informó que para el servicio de terapia intensiva del hospital de Montero se contrataron 12 médicos especialistas, 24 licenciadas de enfermería y 12 auxiliares, que ya han sido capacitados en el manejo de los equipos.

Se necesitan más

El presidente del Colegio Médico, Wilfredo Anzoátegui, insiste en que, para afrontar la oleada de casos, el sistema hospitalario precisa entre 138 y 140 respiradores de alta gama, según los cálculos de las propias autoridades, por lo que pide hacer un esfuerzo para habilitar lo antes posible más espacios, considerando que hay días críticos en que los espacios no abastecen.

La alcaldesa de la ciudad, Angélica Sosa, también hizo un llamado a las autoridades del Gobierno nacional para que lleguen a Santa Cruz y vean la realidad de la crisis sanitaria y, sobre todo, la falta de respiradores.

Para mañana, el gobernador Costas ha convocado a una reunión ampliada donde se anuncia la presencia de la ministra de Salud, Eidy Roca, y de otros ministros de Estado.