Escucha esta nota aquí

Su situación aún está en vilo. El médico Jhiery Fernández, condenado por el caso bebé Alexander, pero cuya inocencia fue descubierta por la filtración de audios, aún deberá esperar para que se anule la pena en su contra.

Hoy debía llevarse adelante su audiencia de apelación restringida, pero fue suspendida debido a que no se notificó a testigos dentro del proceso, razón por la que deberá retornar a juzgados el próximo jueves.

En medio de todo esto, la Fiscalía explicó que corresponde el reenvío de la causa, situación que daría paso a que se inicie, desde cero, un nuevo juicio. “Nuestros antecesores plantearon una apelación que nosotros retiramos (…) En materia de apelación no existe sentencia absolutoria, lo único que se establece es el reenvío, la nulidad del proceso. Las salas de apelaciones no absuelven”, precisó el titular del Ministerio Público, William Alave.

Dejó en manos de los vocales judiciales la determinación y manifestó que “sí, podríamos empezar (de cero) un nuevo juicio”, reiterando que se retiró la apelación y que lo que solicita la defensa del médico es anular el juicio, “hacer un juicio de reenvío, que eso es lo que corresponde”, de acuerdo al reporte de ATB.

“Nosotros pedimos la nulidad de la sentencia, que se disponga la absolución, pero un reenvío significaría que tendríamos que iniciar el juicio desde cero, no podemos perjudicar a un inocente así”, dijo el abogado del galeno, Cristian Alanes.

Mientras que el galeno ratificó: “Mi persona no ha cometido delito, pese a ser inocente se me ha sentenciado, por eso estamos pidiendo la anulación de esa condena, que me devuelvan mi vida”.