Escucha esta nota aquí

La ex diputada por el Movimiento Al Socialismo (MAS), Susana Rivero, respondió a través de su cuenta en Twitter, al informe-memoria presentado por la Conferencia Episcopal de Bolivia (CEB), que indica que la exlegisladora junto a la ex presidenta del Senado, Adriana Salvatierra, renunciaron a sus cargos para no asumir, según el orden constitucional establecida, la presidencia de Bolivia en octubre de 2019.

“No sé si es Conferencia Episcopal o medios, que por tercera vez intentan lo que a estas alturas y con pruebas ya es claro. Nunca vi a esos embajadores que mencionan, en (la) reunión del 12 (de noviembre), estuve poco tiempo, y es la propia Jeanine (Añez) quien confirma que le ofrecieron (la) presidencia el 10”, escribió la ex autoridad.

Agregó que nunca existió el vacío de poder, que indica el documento, porque estuvo en las reuniones y no renunció, además aseguró que el día 12 de noviembre no se le consultó ni tampoco se habló de ella para que asuma como presidenta, e indicó que la prueba de un plan B, para posesión de Añez, se encuentra en el redactor de la sesión número 200 de la Cámara de Diputados.

“Sus primeras versiones decían que yo había renunciado, como ese relato se les cayó, ahora inventan que me preguntaron algo. Triste papel señores. Dios les perdone sus pecados”, finalizó.



Comentarios