Escucha esta nota aquí


Los bolivianos registrados en 33 países podrán votar en las elecciones de octubre, lo harán incluso en la India donde solo hay nueve votantes registrados y donde el costo para emitir el voto es más alto que en otros lugares.

Según el padrón electoral, en tres países hay menos de 15 electores: El Cairo (14), Irán (11) y la India (9). Pero no es lo más bajo que se haya registrado, en las elecciones generales anteriores, de 2014; en Irán solo votaron seis personas.

El vicepresidente el Órgano Electoral, Antonio Costas, indicó que la ley manda a organizar el proceso electoral en todas las ciudades donde haya un consulado boliviano “cueste lo que cueste”.

Si bien el día de la entrevista el vocal Costas no tenía a mano el dato de cuánto dinero se gasta para organizar las elecciones en cada país, en 2016 (para el referendo por la repostulación de Evo Morales y Álvaro García Linera), el costo de cada voto en la India fue de Bs 10.803 y en Irán de Bs 12.951. “(Los costos para esta elección) deben ser hasta un poco más altos por el tema de la inflación y el cambio monetario”, explicó.

Sin embargo, el costo del voto ‘al por mayor’ es más barato. En los países donde hay más votantes, el presupuesto del sufragio disminuye significativamente. En Argentina, por ejemplo, hay 341 mil votantes y en el referendo del 21F cada voto costó cerca de 65 bolivianos.

Los países con mayor número de electores son Argentina, Brasil, Chile y España. De hecho, la votación solo de Buenos Aires supera a la de todo Pando. En la capital argentina, el voto representa el 1,66% de todo el padrón electoral mientras que la de Pando no llega ni al 1%.

Las cinco ciudades/regiones con más inscritos en el exterior son Buenos Aires (con 35,7% del padrón del exterior), Sao Paulo (12,9%), Cataluña (6,38%), Madrid (5,91) y Antofagasta (4,65%)

Si bien la votación en el exterior no tiene el peso porcentual para marcar la tendencia de una elección, puede ser decisiva para ir a una segunda vuelta entre los dos más votados.

¿En qué casos hay segunda vuelta? Si el primer candidato gana la elección con más del 50% de los votos, gana en primera vuelta. Si llega a más de 40% y tiene una distancia de 10 puntos con el segundo, también gana en primera vuelta. Pero si tiene menos de 40%, va a segunda vuelta sin importar la distancia con el segundo.

En esta gestión, el voto del exterior representa el 4,6% y así ha evolucionado desde 2009, cuando se instauró por primera vez:









 




El 4,6% del exterior es un porcentaje que puede ser clave para ganar una elección, pero tiene una ‘trampa’: al no ser el sufragio obligatorio, el ausentismo puede ser alto fuera del país. En las elecciones de 2009, cuando participaron solo cuatro países, la participación fue del 94,5% pero bajó a 61,9% en 2014, cuando se instauró en 33 naciones.

El ausentismo fue mayor en el referendo de 2016, cuando votó solo el 31% de los inscritos en el exterior.

Tendencia de voto en el exterior

En los diez años que existe el sufragio en el exterior, el apoyo al Movimiento Al Socialismo fuera del país ha ido en bajada.

En 2009, el 76% de los bolivianos en el exterior votó por Evo Morales y en 2014 lo hizo el 72% de los inscritos. Dos años más tarde, para el referendo de 2016, el apoyo al primer mandatario se redujo más en las urnas: solo el 51,3% aprobó una nueva candidatura.

En 2009 cuatro países participaron en la votación presidencial (Argentina, Brasil, Estados Unidos y España), por tanto, solo con esos países se puede comparar la votación en el tiempo.

Si vemos cómo han votado los bolivianos en el exterior en las elecciones presidenciales de 2009, 2014 y en el referendo de 2016, se puede decir que los países más oficialistas son Argentina y Brasil, mientras que los más opositores son España y Estados Unidos. 




 




¿Dónde se juega la elección?


Quien gane en las ciudades capitales tiene la mitad del partido ganado. El 55% del voto se concentra en ciudades capitales, 29% ciudades intermedias y 16% área rural.

La Presidencia, sin embargo, se puede definir en tres grandes plazas electorales que son los municipios de Santa Cruz de la Sierra, La Paz y El Alto, que juntos suman el 33% del padrón total. Mientras que los diez municipios con mayor número de votantes son Cochabamba, Sucre, Oruro, Tarija, Potosí, Sacaba y Buenos Aires.



 




Dónde ha crecido más el padrón


Desde el referendo del 21F en febrero de 2016, el padrón electoral ha crecido en 11,2%. De los 50 municipios con mayor crecimiento porcentual, 19 están en Santa Cruz. Le sigue Pando con ocho y Cochabamba con seis.

Los municipios cruceños con mayor incremento porcentual de votantes son Cotoca (35,8%), La Guardia (35,7%) y Warnes (35%) y Porongo (29,5%). Las cifras son altas si se las compara por ejemplo con el crecimiento del padrón total (11,2%) o del padrón del voto en el exterior (4,6%) en el mismo periodo. También son altas si se las compara con la proyección de población del Instituto Nacional de Estadística (INE) entre los años 2016-2019, que muestra porcentajes menores.

Por ejemplo, según la proyección de crecimiento de población del municipio de Cotoca fue de 4,49% y su número de votantes se incrementó en 35,8%.

En Warnes el crecimiento población según la proyección del INE es de 25%, en La Guardia de 21% y en Porongo de 1,4%.





 




Pero eso no pasó solo en municipios de Santa Cruz en otros departamentos se presentan casos similares. En Oruro, incluso, el municipio Huachacalla creció en 57% cuando la proyección del INE señala que iba a reducirse en -0,4%. Y Sena, en Pando, incrementó su padrón en 49%, pero su población creció en 9,6%.

A nivel nacional, el padrón subió en 11,2% y el porcentaje de población subió 4,2%.

El vocal Costas considera que “el crecimiento está dentro de lo razonable” y atribuye este fenómeno –la incongruencia entre la proyección del INE y el desarrollo del padrón- al cambio de domicilio de los votantes. “No ha crecido el padrón, ha habido nuevos inscritos”, expresó el vocal.

Dos factores podrían explicar este fenómeno. Según un informe del INE, publicado este lunes en EL DEBER, la población boliviana tiene una media de 23 años, por lo que muchos votantes se habrían inscrito, entre 2016 y 2019, al padrón electoral. Por otro lado, los municipios que rodean a la capital cruceña se han desarrollado demográficamente, algunas manchas urbanas son incluso más grandes que las de Santa Cruz de la Sierra.


Cómo se gestiona el voto en el exterior

El voto en el exterior es igual que en Bolivia: un procesomanual en el que se marca una papeleta y se la introduce en un ánfora. Luego los jurados electorales elegidos mediante sorteo realizan el escrutinio. Las actas se llevan luego en sobres de seguridad al consulado boliviano de cada ciudad que las hace llegar a Bolivia mediante valija diplomática.

Antonio Costas, actual vicepresidente del Tribunal Supremo Electoral, fue quien lideró el proceso del empadronamiento biométrico en 2009 y en su gestión se realizó la primera votación fuera del país.

En entrevista con EL DEBER explica cómo se lleva a cabo este proceso, qué papel juegan las misiones diplomáticas y cómo se garantiza la transparencia.

Escucha parte de la entrevista aquí:

_¿Cómo se organizan los procesos electorales fuera del país?

El Tribunal Supremo Electoral contrata personal boliviano en cada país para que cumplan las funciones de responsable de ciudad, coordinador y notario. Ellos son los responsables de recibir el material electoral, con la colaboración de los consulados, y entregarlo a los notarios para que los hagan llegar a los jurados de mesa.

_¿Es necesario que los encargados sean notarios de formación?

No es necesario que sean notarios de formación, lo que se necesita es ser por lo menos ser bachiller. Se los capacita y se les da todos los procedimientos. Ellos tienen la responsabilidad de la notificación y capacitación de los jurados, la recepción de la maleta electoral, el traslado al recinto de votación y posteriormente colaboran con la apertura y cierre de la mesa. También pagan los estipendios. Posteriormente recogen los sobres de seguridad y los trasladan al consulado que los envían por valija diplomática a Bolivia.

_¿Cómo se elige a estas personas y qué garantiza que sean imparciales políticamente?

Se hacen controles. Ellos postulan a través de una plataforma móvil o envían su hoja de vida, se verifica que no tengan militancia y se da preferencia a los que ya han trabajado con nosotros. No pueden ser militantes los que trabajan en esto.

_¿Qué función tienen los consulados en los procesos electorales?

El consulado coadyuva el trabajo nuestro, porque la representación del Estado se ejerce a través de los consulados, pero el trabajo de administración de la votación y el material electoral, no está dentro de sus funciones.

_A diez años del voto en el exterior, ¿no se ha pensado digitalizarlo?

 Para más adelante se ha sugerido realizar la votación a través de sistemas digitales o por correo para que todas las personas puedan ejercer el derecho de votar. 


Fuentes: 

Estadísticas de los padrones electorales de 2009, 2014, 2016 y 2019

Actas resultado de votación en exterior 2009, 2014, 2016

Instituto Nacional de Estadística

Archivo periodístico