Escucha esta nota aquí

Óscar Urenda, secretario de Salud de la Gobernación de Santa Cruz, pidió ayuda al Gobierno nacional para equipar 228 camas de terapia intensiva para hacer frente al coronavirus. 

En una conferencia de prensa brindada hoy en el Comando de Operaciones de Emergencia Departamental, el médico explicó que actualmente tienen 32 camas de terapia, que están tratando de habilitar 15 más, pero que están pidiendo ayuda al Gobierno para instalar al menos 228 plazas de terapia. 

Días antes, Urenda calculó que, si la pandemia de coronavirus se descontrola en Santa Cruz de la Sierra, unas 14.000 personas enfermarán y 700 necesitarán terapia intensiva. En España, con una población con una edad promedio mucho mayor a la cruceña, el tiempo promedio en terapia por paciente supera los 21 días.

Sin embargo, anoche, en una entrevista en CNN, Urenda consideró que la cifra de muertos en el departamento podría ser de 300. Hoy, defendió la cifra y aseguró que es una forma de que la gente se convenza y se quede en su casa, ya que es la única forma de no contagiarse de una enfermedad para que no hay método preventivo (vacuna) ni tratamiento. 

“La gente no está cumpliendo. En Italia van 70.000 enfermos y la cifra de muertos que hemos dicho no es ni la mitad de la que ellos tienen por día. Si quieren que lo diga, esto es una peste, igual que la bubónica o la gripe española, son enfermedades para los que no tenemos ni prevención ni tratamiento”, alertó.

Señaló además que si se masifica la cantidad de enfermos, la Gobernación recurrirá a hoteles, la Villa Olímpica, la Fexpo y escuelas para albergarlos. Pero volvió a alertar que la enfermedad puede ser incontrolable si el ciudadano no pone de su parte para mantenerla a raya y eso es quedándose en sus casas. 

“Estoy de acuerdo con un estado de sitio, con un toque de queda si eso puede hacer que la gente se quede en sus casas. Si no lo hace, esto no lo vamos a controlar aunque tengamos 10.000 médicos listos”, señaló y confesó que están a la espera de un ascenso exponencial de la epidemia. Cuando eso sucede, la cantidad de casos se duplican cada dos o tres días y la enfermedad se vuelve incontrolable. 

Comentarios