Escucha esta nota aquí

"Los verdaderos héroes no llevan una capa, usan una máscara de protección", dice una de las publicaciones de la página de Facebook de Respira Bolivia Voluntarios Santa Cruz.

El equipo multidisciplinario de profesionales, conformado por expertos en Marketing, Estrategia, Medicina, Diseño Industrial, Zootecnia e ingenierías de todo tipo, a partir de este lunes 30 de marzo, dejó el proceso de diseño y pasó a la siguiente etapa: la producción. Desde hoy, calculan que durante diez días, fabricarán 2.000 mascarillas 'full face' para dotar con las medidas necesarias a policías, médicos y militares, en resumen, a todo el que se encuentre en primera línea en la lucha contra el coronavirus.

Entre sus varios proyectos de trabajo, Respira Bolivia contempla la producción de estas mascarillas, pero además ya tiene avances en la elaboración de máquinas de desinfección y respiradores. Todas las iniciativas han sido consensuadas y aprobadas por el Colegio Médico. 

Finalizada la producción de las mascarillas, los voluntarios pretenden continuar con la fabricación, que estará sujeta a las donaciones de los materiales.

Según Jean Paul Flores, encargado de comunicación del equipo, dijo que por el momento el trabajo de Respira Bolivia se concentrará en Santa Cruz, pero están dispuestos a compartir sus conocimientos con los interesados en todo el país, a fin de proteger a quienes se arriesgan por cuidar la salud de todos. "Los patrones de barbijos, máscaras, cabinas de desinfección, etc., han sido subidos a nuestras redes para que puedan ser de utilidad a otras ciudades", informó Flores.

Respira Bolivia está compuesto por 200 personas que trabajan de forma directa e indirecta y que se distribuyen en ocho comisiones. La producción es posible gracias a donaciones de empresas como Sinergy, HP Medical, Agencias Generales y muchas otras.

Foto: Los voluntarios en reuniones con el Colegio Médico

Comentarios