Escucha esta nota aquí

Carmelo Arroyo hace tres meses que decidió emprender el negocio de la venta de carne al vacío y su principal medio para llegar a los compradores es el WhatsApp. Qué cosa más buena. Así se llama su iniciativa, ubicada en el barrio La Colorada y todos los días sube al WhatsApp sus ofertas, precios y cortes de carne de res y cerdo. Luego empieza a distribuir los pedidos.

"Llevamos carne donde nos piden, pero generalmente cubrimos La Colorada, Guaracal y La Morita y movemos el negocio a través del WhatsApp", dijo. Su emprendimiento no le genera las ganancias que desearía, pero por el momento le garantiza el sustento de su familia.

"Buen día a todos. Hoy para el almuerzo tendremos pollo a la broaster y sopa de quinua. El completo a Bs 10", dice el mensaje de chat que le llegó hoy día a su teléfono móvil de Cinthia Rodríguez, vecina del barrio Florida y San Jorge, ubicado en la UV 75 entre sexto y séptimo anillo de la avenida Cristo Redentor. Esto le permite organizarse y, si necesita comprar comida, saber el menú con anticipación.

El barrio Guaracal, ubicado entre tercer y cuarto anillo, entre la Radial 13 y el aeropuerto el Trompillo, la agenda de ofertas vía WhatsApp de los vecinos es dinámica. Se oferta desde comida criolla, hasta internacional, como la paella, que ofrece el negocio denominado Las Tres Escoba. Hay seducen con sus  magdalenas, y los domingos con sus salteñas artesanales. Así también se ofrece unos tentadores rollitos de canela a precios económicos y tortas pavlovas.

En la misma dinámica, el barrio Santa Rosita, son famosas las tortas de oreo y el pan casero todas las tardes.

No se quedan de lado los condominios, cuyos vecinos también se han apropiado de esta plataforma para vender, comprar y ayudar a los que necesiten. Es el caso de los vecinos que residen en los edificios Panorama y  Los Ángeles, y los condominio Las Palmeras  y Vista Verde. Todos tienen chat donde pueden venden y comprar de todo en estos tiempos de pandemia.