Escucha esta nota aquí

El Gobierno de Estados Unidos, mediante su Departamento de Estado, advirtió en las últimas horas que, junto a la comunidad internacional, hará rendir cuentas a cualquiera que “menoscabe las instituciones democráticas” en Bolivia, donde crecen las protestas que acusan un fraude en las elecciones generales del 20 de octubre.

“Trabajaremos con la comunidad internacional para que cualquiera que menoscabe las instituciones democráticas rinda cuentas”, detalla el pronunciamiento de la portavoz del Departamento de Estado, Morgan Ortagus.

El conflicto en el país cumple más de una semana sin que exista una solución en puertas, pese a que el Gobierno aceptó una auditoría a los comicios, en medio de las manifestaciones que exigen su nulidad o una segunda vuelta.

Pronunciamiento de la representante:

“Estados Unidos y los socios democráticos están observando a las instituciones y líderes de Bolivia para garantizar que se respete la voz y la voluntad de su pueblo. Trabajaremos con la comunidad internacional para ese fin”, acota la nota de EEUU.

Ya antes países como Brasil, Argentina y Colombia habían abogado por una solución a la crisis que existe en Bolivia, mientras que desde la OEA se anticipó que los resultados del sufragio, que da la victoria a Evo Morales, no pueden ser considerado vinculantes hasta que no concluya la auditoría.