Escucha esta nota aquí

El Movimiento Al Socialismo (MAS) cerró su campaña electoral en la ciudad de El Alto. Gran cantidad de simpatizantes del oficialismo acudieron al sector de la Ceja de la urbe alteña, donde Evo Morales aseguró que dará una "paliza" a sus rivales electorales en las justas del siguiente domingo.

La conexión entre las ciudades de La Paz y El Alto se detuvo. El oficialismo eligió el límite entre ambas urbes para realizar su cierre de campaña. Morales dijo sentirse sorprendido, al igual que ayer (martes) en Santa Cruz, por la asistencia y la calificó como la más grande de todos los departamentos. Militantes y también funcionarios públicos llegaron al punto de concentración.

El candidato del MAS enumeró una serie de propuestas asegurando que se quedará como mandatario del país. Morales se siente ganador. "El domingo daremos una paliza a los vende patrias, una paliza a los que quieren privatizar otra vez Bolivia", afirmó el jefe de Estado.

Morales pidió "cinco años más" de gestión para terminar obras y proyectos como la petroquímica, la industrialización del hierro y el litio y, sobre todo, rebajar la pobreza extrema. "Hemos derrotado a los golpistas y la nueva Constitución nos garantiza la unidad del pueblo y el crecimiento económico", dijo.

Al final, el mandatario pidió a La Paz "no me abandonen" en las elecciones del domingo y agradeció al pueblo paceño por cobijarlo en los 13 años de gestión.