Escucha esta nota aquí

No se da por derrotado. El presidente Evo Morales pidió la noche de este domingo esperar los resultados de la votación en el área rural para no ir a una segunda vuelta con Carlos Mesa, y asegura que el proceso de cambio continuará.

“Entendemos las informaciones preliminares, y como siempre estamos confiados en el voto del campo, solo quiero recordarles, el 2002, en mi primera candidatura, en algunos departamentos éramos perdedores, y me acuerdo, había nevada en julio de 2002, y después seguía llegando los votos, retrasados por la nevada, y hemos sido primeros en Oruro y Potosí, y por eso vamos a esperar hasta lo último del escrutinio nacional para seguir con nuestro proceso de cambio”, dijo desde Palacio de Gobierno.

De acuerdo a datos preliminares del Tribunal Supremo Electoral, el MAS obtuvo un 45,28% y Comunidad Ciudadana el 38,16%, lo que anticipa la posibilidad de un balotaje que tendría lugar el 15 de diciembre.

Sin embargo, el jefe de Estado pidió calma y esperar los resultados finales. “Estoy seguro que, con los votos del área rural, vamos a seguir garantizando este proceso de cambio”, enfatizó ante la aclamación de sus simpatizantes.

Resaltó también que “tenemos mayoría absoluta en la Cámara de Diputados y tenemos mayoría en el Senado, y esa es la conciencia del pueblo”, destacando que se trata de “un nuevo triunfo más, ganamos una vez más, cuatro elecciones consecutivas ganamos en Bolivia, histórico, inédito”.

“No estamos solo, no estoy solo, por eso ganamos otra vez, de verdad, algo histórico, inolvidable, será para las nuevas generaciones, después de 13 o 14 años, un movimiento político liderado por sectores sociales, frente a una derecha que quiere volver al pasado, ellos se aplazaron, y nosotros vamos a seguir con nuestro proceso de cambio”, concluyó Morales.

El cómputo de la Transmisión de Resultados Electorales Preliminares (TREP) llegan al 83,76% verificado y se espera el resto en las próximas horas, de acuerdo al ente que administró los comicios generales.