Escucha esta nota aquí

El Gobierno instruyó a la Policía Boliviana asumir tareas de “contención” ante las protestas que persisten en algunas regiones del país frente a los resultados de las elecciones generales y las acusaciones de “fraude”, detallando que el informe, preliminar, indica seis personas heridas en la capital cruceña y dos en la sede de Gobierno, entre ellas una menos de 16 años.

“La instrucción es contención ante la agresión, ante el uso de explosivos, que no son normales, dinamita, gases, bombas molotov, lastimando la integridad de los policías”, dijo la mañana de este jueves el viceministro de Seguridad Ciudadana, Wilfredo Chávez, en entrevista con Unitel.

La autoridad evaluó las tres primeras jornadas de protesta en el país, señalando que “ha habido paros focalizados, en Santa Cruz, en una parte de esa ciudad, pues otra trabajó casi de manera normal, en Chuquisaca, Sucre, igualmente, ha habido un paro, pero las instituciones públicas han trabajado con normalidad”.

Declaraciones de la autoridad:

Aseguró que “no ha habido mayores problemas, en La Paz solo se sintieron movilizaciones, en Cochabamba algunos bloqueos y en el resto del país, el paro no ha sido acatado por la mayoría de los bolivianos”.

Consultado sobre las movilizaciones que sectores afines al Gobierno también desarrollan, Chávez aseguró que la instrucción en las mismas, pero sostuvo “que yo recuerde, los movimientos sociales no han atacado instituciones públicas, no han atacado a otras personas, no han ido a agredir a personas de una zona, en todo caso la instrucción es la misma”

Ratificó que “cuando se ataca al bien público, a la Policía, se tiene que usar agentes químicos, no hemos ido a perseguir ni atacar, la instrucción es contener a quienes atacan, que son pequeños grupos violentos”.