Escucha esta nota aquí

La ciudad de La Paz amaneció nuevamente bloqueada este martes. La Policía Boliviana intenta dispersar la protesta en algunos puntos usando gas pimienta y choferes se organizan para abrir paso, sobre todo en vías de la zona Sur.

Tal como sucedió en la víspera, la zona de Achumani, la avenida Arce y sectores aledaños al cruce de villas son los que registran mayor tensión, mientras que los cortes de vía permanecen a lo largo de la avenida Busch, la plaza Uyuni y en el centro existe algo de normalidad.

En el sector de la avenida Zavaleta y calle Capitán Castrillo, conductores del servicio público lanzan piedras desde los cerros aledaños contra personas que habían instalado un punto de bloqueo en ese espacio.

Lo que sucede en la avenida Arce:

Son casi seis días de bloqueos en la sede de Gobierno producto de las denuncias de fraude en las elecciones generales del 20 de octubre, la exigencia de una segunda vuelta y el pedido de nulidad de los comicios.

Choferes portando palos y piedras avanzan desde la zona Huayllani, con dirección a Achumani. En la víspera en el mismo sector se desató una batalla campal entre los conductores y los vecinos, dejando algunos heridos.

Choferes lanzan piedras desde los cerros: