Escucha esta nota aquí

La Paz vivió horas de elevada tensión. Una multitudinaria movilización que congregó a sectores de El Alto, la zona sur y otros sectores de la sede de Gobierno terminó en represión policial, que incluso llegó hasta el atrio de la Universidad Mayor de San Andrés (UMSA).

Pese al cordón que instaló la institución del orden, la protesta, liderada por jóvenes, pretendió llegar hasta instalaciones del Tribunal Supremo Electoral (TSE), aspecto que generó un enfrentamiento.

Los uniformados se valieron de gases lacrimógenos para dispersar la concentración que se encontraba apostada sobre las avenidas 20 de octubre y 6 de agosto, causando una avalancha de desesperación, que provocó que algunas muchachas sean aplastadas y otras se desmayen por el efecto de los agentes químicos.

Gasificación en el atrio de la UMSA:


Pese a que la manifestación quedó dispersa, la Policía avanzó y efectivos en motocicletas llegaron hasta inmediaciones de la universidad paceña, donde los estudiantes habían encendido fogatas para contrarrestar el efecto de los gases.

Videos muestran los minutos de desesperación que vivieron los universitarios, que ante la presencia policial ingresaron raudos al Monoblock, desde donde gritaban para que el resto de sus compañeros ingresen.

Similar acción de la institución del orden fue vista hace algunos meses, durante el conflicto médico, cuando integrantes de la institución del verde olivo lanzaron granadas de gas al interior de la UMSA, en medio del conflicto por el proyecto de nuevo Código Penal.

Para hoy se prevé que los jóvenes nuevamente salgan a las calles, denunciando un “fraude” en las elecciones generales del pasado domingo y cuyo cómputo oficial, concluido ayer, dio la victoria en primera vuelta al candidato del MAS, Evo Morales.

Lo que se vivió anoche: