Escucha esta nota aquí

Como una vez pidió Vicente Fernández durante un concierto, quería que cuando lo sepulten, el público le cante Volver, volver “a todo pulmón”. En el Arena VFG de su rancho Los Tres Potrillos, en Guadalajara, fueron más de 10 mil personas las que le cumplieron el deseo y llegaron para despedir y honrar al ídolo de la música regional mexicana, que falleció el domingo, a los 81 años.



Tras casi 24 horas en las que se instaló una capilla ardiente y miles de personas desfilaron para llegar al ataúd, ayer, a las 18:00 (hb), empezó la misa de cuerpo presente, con lleno total en su estadio. Durante la misa, un religioso recordó a ‘Chente’ como un hombre amable, caritativo, que supo estar con la gente de cualquier esfera social y que se ganó el corazón de las personas “no solo por su canto, sino por la hermosura de su alma. Un hombre noble de corazón, mencionó.

La ceremonia tuvo el acompañamiento musical del Mariachi Azteca, conjunto que recorrió escenarios con el artista durante 40 años. Tras concluir el homenaje religioso, la familia pasó al frente para agradecer el cariño del público y despedir a su ser querido como él hubiera querido, con música y aplausos. Alejandro Fernández, el ‘Potrillo’ más famoso y el máximo heredero de la gran voz de ‘Chente’, tomó el micrófono para pedir “un aplauso hasta el cielo”. “¡Que viva Vicente por siempre!”, exclamó.



El Mariachi Azteca y el Potrillo le cantaron los temas Guadalajara, Amigo, México lindo y querido y, obviamente, Volver, volver.

‘Doña Cuquita’, que estuvo casada durante 58 años con el ‘Charro de Huentitán’, fue arropada por sus cuatro hijos frente al féretro, Vicente Jr, Alejandro, Gerardo y Alejandra. A ella también el público le dedicó una extensa ovación por ser la representación de una historia de amor y la compañera fiel de su ídolo. La viuda habló para agradecer las oraciones por la salud de su amado y por asistir para darle el último adiós.

Después de este breve, pero emotivo acto, el cuerpo de Vicente fue retirado, rodeado por sus allegados, para la ceremonia íntima, restringida a la prensa y al público. Según los medios mexicanos, ‘el rey’ fue sepultado en el mismo rancho, como parte de otro deseo del intérprete.

Mientras eso sucedía en su natal Guadalajara, fanáticos también se congregaron frente a la estrella de Vicente Fernández en el Paseo de la Fama de Hollywood (EEUU) y en la Plaza Garibaldi en Ciudad de México, donde también lo homenajearon al ritmo de Volver, volver y otras de las canciones que heredó a México y al mundo entero.


Comentarios