Escucha esta nota aquí

Alcides Parejas Moreno fue condecorado con la Cruz del Oriente por su aporte a la historia del oriente boliviano y de Santa Cruz de la Sierra en particular, por parte de la Sociedad de Estudios Geográficos e Históricos. El reconocido historiador cruceño recibió esta distinción junto con el arquitecto Víctor Hugo Limpias y el artista e investigador Carlos Cirbián.

 _¿Qué significa para usted recibir esta distinción?
La Sociedad de Estudios Geográficos e Históricos de Santa Cruz es una institución muy significativa para la región. Fue capaz, a poco de ser fundada, de haber redactado uno de los documentos más luminosos que hubo en el país, como el Memorándum de 1904, que fue escrito por don Plácido Molina Mostajo, Ángel Sandoval Peña y José Benjamín Burela. El documento es una visión del país desde la llanura.

Cómo sería de importante este documento, que 40 años más tarde, cuando vino la misión desde Estados Unidos con el Plan Bohan, lo único que hizo fue copiar el Memorándum de 1904. Entonces, para mí, recibir un reconocimiento de la Sociedad, de gente que la mantiene viva después de tantos años es una gran cosa, una satisfacción muy personal.

_Alcides Parejas es un apasionado por la historia cruceña. ¿Cómo nace y se forma en usted esta pasión?
Yo tengo el privilegio de ser cruceño, a pesar de que no nací en Santa Cruz de la Sierra, sino en Portachuelo. Es un privilegio enorme. Soy un apasionado por la historia de esta región y he podido llegar a este punto gracias a dos becas importantísimas que obtuve en mi vida. La primera la recibí de mis padres, Delfina y Alcides. En 1963 me mandaron a España sin nada (estudió Historia en la universidad de Sevilla). Hasta ahora yo digo ¡que bendición de Dios!, mi padre era profesor de Educación Física e Idiomas y atendía una librería con mi madre en la plaza 24 de Septiembre. Entonces, pienso en los sacrificios que hicieron para apoyarme.

Luego, cuando volví al país, tuve el apoyo fundamental de mis hermanos. Ellos me dieron todas las facilidades del mundo para poder realizar mis investigaciones y contribuir a Santa Cruz y Bolivia, porque gracias al texto de Historia que se distribuyó en los colegios durante muchos años lograron estudiar miles de jóvenes bolivianos en los nueve departamentos.

_¿Qué lugar ocupa Ñuflo de Chaves en nuestra historia?
Sin lugar a dudas, a pesar de que hoy se intenta tergiversar y escribir otro relato, don Ñuflo de Chaves es una figura importantísima. Es el fundador de la cruceñidad. Cuando sale de Asunción del Paraguay, en ese momento una ciudad más importante que Buenos Aires, lo mandan hacia el Pacífico y sale con la idea de independizarse de Asunción. Para eso no tiene reparos en cruzar el continente hasta Lima, ida y vuelta hasta Asunción, para después ir a la región de Chiquitos. Es mucha dosis. Por eso me gusta el monumento que tiene en la avenida Irala, donde se lo ve caminando cansado y sucio, esa es la imagen que lo representa.

_¿Qué papel juega la mujer en el desarrollo de la sociedad cruceña?
Siempre ha sido fundamental. La mujer ha sido la administradora de la pobreza, es la maestra de los hijos, a través de ella los hijos aprenden el habla cruceña y a tomar las palabras que dan forma a su identidad.

_¿Qué significa la llegada de Alcides D’Orbigny?
Es una persona clave, es el primer descubridor de Moxos y Chiquitos. Alcides D’Orbigny recorre todo nuestro territorio a lomo de mula y a pie. Se apasionó por Santa Cruz, por eso en una de mis novelas lo hago aparecer como que se enamoró de una cruceña. Era un científico serio, que descubrió aspectos de la naturaleza y la cultura de esta tierra.

_¿Cómo se comienza a desarrollar la faceta novelística en la obra de Alcides Parejas?
Cuando volví de España y me vine directamente a La Paz tuve la idea de que, para poder enseñar, primero hay que investigar. Así que me inventaba las cosas más curiosas para poder enseñar la historia a los alumnos, porque,para los chicos de colegio, Historia era solo aprender fechas y nombres, no era nada interesante. Por otro lado, yo siempre sentía que era un novelista frustrado, hasta que uno de mis hijos, Felipe, me dijo: ‘ya me cansé de oírte decir eso, por qué no te ponés a escribir novelas’. Entonces, lo que hice fue tomar personajes históricos y mezclarlos con ficción.

_¿Cómo ve la idea de federalismo, 15 años después de las demandas por autonomía?
Yo creo que por ahora no es factible. Las autonomías hubieran funcionado perfectamente si no las hubiera distorsionado el MAS. El federalismo es un proceso que se puede concretar a largo plazo; por el momento, se debe resolver los problemas de una república, no de un estado plurinacional.

_¿Es posible una carrera de Historia en Santa Cruz?
Recuerdo cuando la UPSA me invitó a diseñar las bases para una carrera de Historia. Se convocó a los que querían estudiar esta carrera. Solo se presentó una persona. Pero, de que es posible, por supuesto que sí, ahora hay mucha gente interesada en el tema y hay gente como Paula Peña, que viene desde hace tiempo animando a muchos jóvenes a la investigación. Entonces, yo creo que se tiene que luchar por crear una carrera de Historia.

Comentarios