Escucha esta nota aquí

En marzo de 2001 Alejandro Fuentes y un grupo de personas, ligadas al audiovisual en Santa Cruz, se unieron para dar vida a la Fundación Apoyo al Audiovisual, que luego pasó a llamarse Fundación Audiovisual (Fundav). 

El objetivo era impulsar el desarrollo del audiovisual en Santa Cruz a través de Talleres y la formación de nuevos públicos. Con los años, la institución, pese a las dificultades fue fortaleciéndose y germinó el Festival Internacional de Cine de Santa Cruz (Fenavid), que se ha convertido en un referente a nivel nacional e internacional de la producción, exhibición y formación de nuevos valores del cine Latinoamericano.

Veinte años después, Fundav tiene la experiencia y las ganas de emprender nuevos proyectos que contribuyan al fortalecimiento del audiovisual nacional, en todas sus plataformas.

“Fundav ha sido vital para el desarrollo del cine en Santa Cruz y a partir de allí para todo Bolivia. Lo bonito es que desde esta región hemos hecho Bolivia”, dice sin ocultar su orgullo Alejandro Fuentes. 

“Hemos crecido por los profesionales que nos han dado la mano, las alianzas que hemos tenido con profesionales y con personas que llegaron como estudiantes, ahora son cineastas y han trabajado durante estos 20 años. Esa gente son nuestros aliados nos ayudan a tirar del carro”, comenta el fundador y actual director de la Fundav.

Proyectos

Pese a que gran parte de los esfuerzos de los últimos años han estado enfocados a la realización y consolidación del Fenavid, la institución pretende encarar nuevos retos, siempre desde Santa Cruz hacia el mundo.

Con esa perspectiva es que la Fundav ha impulsado junto con la Asociación de Cineastas de Santa Cruz (Ascinescz), Diakonía y Adecine el evento anual Santa Cruz de Película en el que se hace énfasis en potenciar a la región en la producción y desarrollo de proyectos audiovisuales.

“Proyectos como Santa Cruz 100x100 y el rally cinematográfico, que son parte del programa del Fenavid, son una muestra de lo que se puede desarrollar desde Santa Cruz y Bolivia.

Ahora queremos apuntar al desarrollo de proyectos con una visión más de mercado, de desarrollo de la cadena cinematográfica, más fuerte y siempre apuntando a los cineastas emergentes. Santa Cruz tiene mucha gente que ha ido a Argentina, Francia y otros países para formarse y ha vuelto, y necesitan el impulso de alguien. Nos hemos dado cuenta en las investigaciones que hemos hecho y que necesitan ser visibilizados”, explica Fuentes, actual director de la Fundav.

Otra de las metas que tienen como institución es hacer un cine solidario, en el que todos aporten con lo que tenga o con lo que saben, para abaratar los costos de producción de las películas.

“Por ejemplo, tener un grupo de diez directores a nivel nacional o de Santa Cruz para hacer cortos que al final proyectados sean un largometraje. Es decir, hacer comunidad con los que tienen y adquieren equipos para compartirlos. Tal vez ganando un poco menos, pero que puedan ayudar a mantenerse activos haciendo cine”, indica Fuentes.

La Fundación Audiovisual también tiene como meta hacer una Comisión Fílmica en Santa Cruz, entidad que ya tienen ciudades como La Paz y en otras partes del mundo.

El objetivo de la Comisión Fílmica es promocionar las locaciones de Santa Cruz para que puedan ser utilizadas por productoras extranjeras para que realicen sus películas en la región. “Para eso es necesario el apoyo de autoridades y otras instituciones para que ayuden a dar facilidades a los visitantes. Hay que promocionar lo bueno que es venir a filmar a Santa Cruz. Tengo fe de que se den cuenta que el cine es una industria en la que todos ganan”, afirma Fuentes.

Son muchos los obstáculos que en 20 años ha sorteado la Fundav, pero eso le ha dado la fortaleza para consolidarse como una plataforma de referencia del cine boliviano y Latinoamericano.

Comentarios