Escucha esta nota aquí

Yo, Antonio Araníbar Quiroga, tenía un propósito en esta vida: servir a los demás. No estaba solo”, resume el líder cochabambino sus ideales políticos, que han sido extendidos en un libro publicado por la editorial Heterodoxia.

Muy cerca de cumplir los 80 años y muy lejos de su patria, desde Costa Rica, ‘Toño’ Araníbar presentará hoy, a las 19:00, en un evento virtual La política como opción de vida, obra que recoge las memorias de uno de los protagonistas de varios capítulos de la historia democrática boliviana.

El nacimiento del interés político en su casi infancia, el impacto de la revolución del 52 que lo agarró en su adolescencia y los anhelos de un joven fundador del Movimiento de Izquierda Revolucionaria (MIR) y del Movimiento Bolivia Libre (MBL) son algunos de los relatos que aparecen en 21 capítulos y 348 páginas.

La importancia de la historia

“La idea fue incorporar la mirada de un protagonista y testigo fundamental de una época vibrante y llena de contenidos, y que nos recuerda y acerca la lucha inclaudicable del pueblo boliviano para alcanzar su libertad. (...) Es imprescindible la reconstrucción de la memoria histórica en nuestro país, habida cuenta la endémica tendencia que tienen quienes llegan al Gobierno de comportarse bajo la feroz y perturbadora influencia de un complejo adánico (duro de matar)”, expresa Ricardo Balcázar, de Heterodoxia.

Con el libro de Araníbar, la editorial boliviana inaugura la Biblioteca La Otra Historia, que tiene el propósito de “ampliar, democratizar y diversificar miradas y perspectivas, sobre eventos que ya sucedieron en Bolivia y, tal vez, en el mundo”.

La política como opción de vida demandó un proceso de maduración lento, como explica el editor, con extensas charlas con el autor y afinamiento de impresiones y miradas sobre el papel de su generación en la resistencia y derrota a las dictaduras militares de los 70 y la construcción de la democracia posdictatorial en Bolivia.

Revelaciones

Rafael Archondo, periodista boliviano radicado en México, fue uno de los primeros lectores de la obra de Araníbar y resalta la importancia de que tanto los nuevos líderes como la sociedad en general conozcan la historia que cuenta.

“Las nuevas generaciones no saben cómo se recuperó la democracia y hasta pueden llegar a creer que esto pasó el año pasado”, expresa Archondo.

Para él, los nuevos testimonios permiten comparar la versión de Araníbar con otros relatos publicados por dirigentes de su partido, como Guillermo Capobianco, Alfonso Camacho o Wálter Delgadillo, enumera.

Por ello, lo que más destaca son las revelaciones “poco conocidas que vierte”, entre las que señala “los entretelones de la primera división del MIR, causada por Adalberto Kuajara y René Zavaleta desde Chile, así como muchos datos sobre el secuestro de Siles Zuazo cuando este ya era presidente”.

Archondo califica a Araníbar como uno de los políticos más honestos de la generación de los luchadores por la democracia. “Aunque fue influido por el marxismo, luego optó claramente por la democracia y aportó en su cristalización una vez cerrado el ciclo de los gobiernos militares”, apunta.

Araníbar Quiroga actualmente radica en Costa Rica y un juicio de responsabilidades por su papel como ministro de Hidrocarburos durante el Gobierno de Carlos Mesa le impide regresar al país, tema del que da su versión en el libro.

Esta noche, el acto será transmitido por la página de Facebook de la editorial y vía Zoom.

Comentarios