Escucha esta nota aquí

La 76 edición del veterano certamen italiano arrancó hoy con la proyección de La verdad, del japonés Hirokazu Kore-eda.

En los últimos años el Festival de Venecia se ha convertido en la parrilla de salida de la carrera hacia los Oscar. Esta nueva edición contará con dos superproducciones de Hollywood en competición oficial.

En plena era del Me Too

Tras aquel terremoto, y en plena época del Me Too, todos pensaban que Venecia tomaría cartas en el asunto, pero no. Un año después su sección oficial vuelve a suspender en igualdad. De las 21 películas a concurso, sólo dos están dirigidas mujeres: Shannon Murphy, que debuta con Babyteeth, y la árabe Haifaa Al-Mansour, que presenta The Perfect Candidate. Hablando en porcentajes, sólo un 9,5% de los filmes tienen a mujeres al frente.

Por si fuera poco, la sección oficial también incluye polémica con la presencia de Roman Polanski, que no podrá poner un pie en Italia, ya que inmediatamente sería detenido y extraditado a EEUU por una orden de detención desde 1978 por violación. Su película, J’accuse, sobre el Caso Dreyfuss, es uno de los favoritos del festival, pero también será una de las jornadas más calientes de diez días de cine en un nuevo pulso de Venecia a Cannes por ver quien consigue la mejor alfombra roja.

Pero Polanski no será el único acusado por violación en Venecia. Nate Parker, ganador del Gran Premio del Jurado en Sundance en 2016 con su drama sobre la esclavitud, El nacimiento de una nación, tiene una denuncia por el mismo motivo que se remonta a sus años en la universidad. Aquella polémica dejó a su filme fuera de la carrera por el Oscar, y con su nueva obra, American Skin, tendrá un espacio privilegiado en Venecia, donde la presentará fuera de concurso y con introducción del mismísimo Spike Lee.

Esta edición coronará a Pedro Almodóvar y a Julie Andrews con el León de Oro honorífico. 

Abran campo...llega Netflix

El otro asunto del que todo el mundo hablará estos días es Netflix. El año pasado se apoderaron de Venecia gracias a Roma, la obra maestra de Alfonso Cuarón que fue el filme del que todo el mundo habló y que acabó llevándose tres premios de la Academia, entre ellos el de Mejor director para el mexicano.

Este año se espera mucho de sus dos balas a concurso, Marriage Story, lo nuevo de Noah Baumbach con Adam Driver y Scarlett Johansson, y The laundromat, un thriller sobre los papeles de Panamá protagonizado porMeryl Streep y Antonio Banderas. Fuera de concurso también se verá The King, con Thimotee Chalamet y dirigida por David Michod. 

Comentarios