Escucha esta nota aquí

Cinco producciones bolivianas fueron elegidas en la primera preselección para la V edición de los Premios Platino del cine iberoamericano, entre las más de 800 que se presentaron este año.


La película nacional que ha sido preseleccionada en más apartados es Las malcogidas. El filme de Denisse Arancibia aparece en ocho categorías, pero con nueve opciones, ya que en mejor intérprete  masculino aparecen dos de sus protagonistas: Ariel Vargas y  Bernardo Arancibia. 


La comedia estrenada el año pasado también opta como mejor película, mejor dirección, mejor guion, dirección de arte y sonido. 
“Es una buena noticia, pero tampoco es que esté saltando en una pata (risas). Es un paso bien chiquito todavía hasta la posible nominación, pero hay que esperar nomás, porque hay películas  y directores muy importantes. La competencia está muy dura. Hay que ir con calma”, dijo una mesurada Denisse Arancibia.


No es para menos la prudencia de Arancibia, ya que entre otros títulos aparecen Una mujer fantástica, del chileno Sebastián Lelio, que está nominada al Óscar como mejor película extranjera   y  Zama, de la argentina Lucrecia Martel, que parten como favoritas para la prensa especializada.


El segundo filme boliviano con más nominaciones en esta preselección es Sol, piedra y agua, de Diego Revollo y que el año pasado fue elegida para representar a Bolivia en los premios Goya de 2016.  Este filme tuvo un fugaz paso por las carteleras del país, pero para los Platino está  preseleccionada en mejor dirección,  mejor música, ópera prima y fotografía.


La tercera producción nacional es Bárbara, escrita y dirigida por Pedro Gutiérrez, que aparece en las categorías de mejor película, mejor actriz y ópera prima.  


Otros de los filmes nacionales en la lista son Luz  en la copa, de Alejandro Pereyra Doria Medina, que está en la categoría de mejor película, y el documental Carnaval de Oruro, coproducción boliviano-mexicana. 

 

En abril será la gala
La decisión de esta primera preselección la realiza la organización de los premios Platino y luego un grupo de asesores del audiovisual  iberoamericano sugiere el recorte de 20 filmes y seleccionados para las 16 categorías en competencia, lista que se dará a conocer el 20 de febrero. Luego un jurado calificador de los 23 países participantes del certamen será el encargado de seleccionar a las cinco películas finalistas, que se darán a conocer  el 14 de marzo.


La gala en la que participarán los  finalistas se realizará  el 20 de abril en el Teatro Gran Tlachco del Parque Xcaret (Rivera Maya, México). Uno de los que posiblemente participe de ese evento es  Alejandro Fuentes, que  por cuarto año ha sido designado como jurado del certamen. 
Fuentes destacó el que hayan sido preseleccionadas varias producciones nacionales, tomando en cuenta la gran cantidad de postulantes. “Si se toma en cuenta que son 832 las que se presentaron al premio, el que hayan varias producciones bolivianas aunque sea en una primera preselección es positivo”, comentó a EL DEBER el director del festival de cine Fenavid, pero también señaló que sigue siendo un problema la exhibición y visibilización del cine iberoamericano en la región. Una lucha que aún cuesta ganar. 

Sol, piedra y agua, de Diego Revollo, también en competencia
Alexia Dabdoub (Bárbara) está en la preselección a mejor actriz

Comentarios