Escucha esta nota aquí

El director Ronald Emmerich pretende repetir con Independence Day 2: Resurgence el récord de taquilla que batió con la cinta original, por medio de una nueva generación de actores capitaneada por Liam Hemsworth, con la que ‘reemplaza’ la ausencia de Will Smith.

El cineasta alemán explicó que el hecho de que Smith rechazara repetir experiencia con los extraterrestres le “golpeó al principio, hasta que comprendió que su vacío lo podía aprovechar para hacer algo nuevo y así reemplazarlo”. "Para sustituir a su personaje, he tenido que crear una generación entera", confesó Emmerich, consciente de lo que suponía la pérdida del carismático capitán Steve Hiller, que Smith interpretó hace dos décadas.

La producción, que aterriza en Latinoamérica el 23 de junio es la secuela de la famosa cinta de 1996, en la que la Tierra se enfrenta a una invasión alienígena durante los días previos al Día de la Independencia en Estados Unidos (4 de julio).

En Independence Day 2: Resurgence", que se excede hasta los 120 minutos, el cineasta midió con cuidado el número de efectos especiales: "al final hicimos más de los que usamos, porque nos dimos cuenta de que eran demasiados y se hacía pesado".

El también director de El día después de mañana y 2012 subrayó que solo ha vuelto a ver la cinta de 1996 dos veces y que, a pesar de que le "gustaría rehacer los efectos especiales", no lo hace porque para él una película refleja la tecnología y las posibilidades que había en la época.
Para Emmerich era esencial mostrar diversidad racial, cultural y de religiones en Independence Day 2, además de poner a una mujer como presidenta de los EEUU, porque una película de alienígenas "también debe ser un reflejo real del mundo".

El actor Jeff Goldblum, que encarna de nuevo al mítico especialista en satélites David Levinson, ya lanzó el aviso en el tráiler: "Siempre hemos sabido que volverían. Esto es mucho más grande que la vez anterior".