Escucha esta nota aquí

No nació como un emprendimiento ni un negocio, el Grupo Editorial La Hoguera surgió hace 31 años como una necesidad educativa y literaria en Santa Cruz y luego en toda Bolivia.

El ingeniero civil y docente Pedro Antonio Gutiérrez elaboró rústicamente un texto de matemáticas y no sabía cómo publicarlo para su difusión. Unos amigos se dispusieron a apoyarlo buscando un lugar para imprimirlo.

No resultó una tarea fácil, ellos asumieron la edición y contrataron a la imprenta Grafex, la única que en aquella época tenía las condiciones para imprimir tal cantidad de páginas.

Fue así que bajo el nombre La práctica del cálculo diferencial publicaron el que sería el primer texto de la editorial Jisunú.

Descubriendo las dificultades existentes para publicar una obra literaria, el proyecto se consolidó y se llamó Editorial La Hoguera, firma que hasta el momento suma cerca de 300 títulos, de 80 escritores bolivianos, recuerda la actual directora, María José Parejas.

Expansión

Con la incorporación del docente Édgar Lora, empezaron a crear textos escolares de Lenguaje y Literatura. Después sumó su talento el historiador y escritor Alcides Parejas, con libros de Historia.

Más adelante apostaron por las obras de autores nacionales, convirtiéndose en la editorial que más apoya a los escritores bolivianos.

Castas, de Maité García; El paraíso de los perdidos, de Paz Padilla; Doña Piedades, de Delfina Moreno de Parejas fueron sus primeras obras.

Actualmente, las ediciones están divididas en cinco sellos: Abrapalabra, para niños; Puraletra, para jóvenes; La Mancha, adultos; La Hoguera, de investigación; y Memorias, biografías.

Éxitos de ventas

Doña Piedades, con 12 ediciones, es el libro más vendido en la historia de La Hoguera; al igual que la saga de cuentos infantiles Uma, de la escritora tarijeña Mariana Ruiz, con ocho ediciones.

Los libros de Manfredo Kempff, Alcides Parejas Moreno, Giovanna Rivero, César Herrera y Felipe Parejas, también son exitosos. La ejecutiva aclara que un éxito de ventas debe tener mínimo dos ediciones, con 300 o 500 ejemplares.

Desde hace cinco años, La Hoguera saltó a la era digital con ocho títulos que se ofrecen por Amazon, entre ellos Violadores de sueños, de Manfredo Kempff, y Jonás y la ballena rosada, de Wolfango Montes.

“Si un niño lee será un adulto que leerá. Si los padres leen, los hijos también lo harán. La lectura, como cualquier hábito, se contagia con el ejemplo. El apego a los libros tiene que empezar en la casa y luego trasladarse al colegio y a la universidad”, expresa Parejas.

Comentarios