Escucha esta nota aquí

Ha dicho que no cree en la idea de conquistar al público cuando se sube a un escenario y que deposita su fe en la conexión que se pueda generar de forma natural entre sus oyentes y sus canciones. Pareciera una frase estratégicamente preparada para sus miles de seguidores, pero Abel Pintos lo demuestra y lo consigue, al menos así lo hizo el jueves por la noche en su primer concierto en Santa Cruz de la Sierra, donde, a pesar de la escasa presencia de público, logró conectar con los asistentes que aplaudieron, cantaron y vitorearon al cantautor argentino.

Cerca de las 22:30 apareció en el escenario, como un torbellino y entonando las primeras estrofas de Pájaro Cantor, para luego, guitarra en mano, cantar Aquí te espero.

De polera gris, pantalón rojo y zapatillas converse, el músico interpretó durante más de dos horas los exitos que ha cosechado en sus 23 años de carrera.

Pintos no desafinó en ningún momento y, sobre todo, llevó a los asistentes por un tobogán de emociones, con canciones como Sin principio ni final, Motivos, La llave y otras que han cimentado su bien ganada popularidad.

Comentarios