Escucha esta nota aquí

Todas las actividades laborales y educativas se paralizan en el pueblo guaraní con la llegada del Arete (día de fiesta en lengua guaraní). El domingo comenzó el festejo, que se extenderá por aproximadamente dos semanas, en la comunidad indígena Itanambikua, ubicada en el municipio de Camiri.

El investigador guaraní Elías Caurey, explicó que si bien la fiesta generalmente se la realizaba cuando tocaba la cosecha del maíz, se decidió unirlo con la fiesta del Carnaval del calendario gregoriano.

“Las comunidades indígenas se dejan absorber por la lógica y la dinámica de las ciudades. Atribuyo que esto de ser guaraní radica en la esencia de su fiesta, porque es el momento de sacar a relucir la cultura”, contó Caurey.

En la fiesta participan cerca de 1.200 personas, desde niños hasta adultos de la tercera edad.

Todo un proceso

El inicio se dio este domingo con un “aperitivo del Carnaval que vendrá. Se baila y se consume la chicha típica de la región”, detalló el investigador.

La próxima semana se la dedica a la preparación de la chicha para que en los siguientes días se vaya casa por casa para festejar. “Se comienza en la vivienda más alejada de la comunidad y se concluye en la más cercana”, relató Caurey.

El tiempo de duración está relacionado a la cantidad de bebida que se prepare y esta puede ser entre una a dos semanas.

Caurey informó que para el Arete también llegan personas de las diferentes comunidades pertenecientes a la Gran Capitanía Kaami.

Comentarios