Escucha esta nota aquí

Hollywood no es nuevo para el boliviano Christopher Oroza Nostas, de 32 años, que lleva una década trabajando en la meca del cine. Escaló de diseñador de vestuario a productor y luego a jefe de producción. Ahora, reencauzó su carrera a la guionización y dirección y el ingreso a la cinematografía comercial fue por la puerta grande, con un pase a la preselección de los premios Óscar 2022.

En 2020, Oroza Nostas estrenó el cortometraje Savior que, apenas despegando, lleva los premios Bruce Corwin al mejor cortometraje narrativo en el Festival Internacional de Cine de Santa Bárbara y mejor cinematografía y excelencia en el concurso One Reeler. Con el primero Savior ingresa a la presentación preliminar de los premios Óscar 2022.

“Es un honor para mí y nuestro equipo. Filmamos con un grupo diverso de cineastas y artesanos increíbles, la mayoría de los cuales son hijos de inmigrantes y minorías”, cuenta desde Los Ángeles.

De esta forma, tras trabajar con Warner Brothers y Paramount Pictures, arma su propio equipo, con el cual el siguiente paso será a un largometraje y en su tierra.

Bolivia, mucho para contar

Casa Quemada, historia real sobre el asesinato de la transgénero Juana Mayta en El Alto, será su primera película, grabada en el lugar de los hechos. “Tengo la misión personal de llevar producciones.

a Bolivia para impulsar el crecimiento de la industria cinematográfica del país”, concluye.

Christopher estudió Cine en la Universidad Estatal de Florida (EEUU).

Comentarios