Escucha esta nota aquí

El productor musical Vladimir Suárez, que radica en México, estuvo en Santa Cruz de la Sierra entre el 18 y 24 de mayo para realizar algunos trabajos que tenía pendientes con artistas locales, pero volvió a su tierra natal con una tarea entrañable para él, que consistía en dirigir las grabaciones del próximo disco del Dúo Guajojó, que integran sus padres, desde hace 53 años y que son un referente dentro de la historia de la música oriental.

El Dúo Guajojó está conformado por Bella Arredondo Caballero, que es la primera voz, y Carmelo Suárez Yamamy , que es primera guitarra y segunda voz. La mayor parte de sus producciones han quedado en el vinilo y apenas tienen grabado un CD, en 2004.

La idea de realizar un nuevo disco es recuperar algunos de los temas que le dieron popularidad dentro del folclore oriental, pero además grabar algunas canciones inéditas e incluir en su repertorio ritmos y composiciones del folclore latinoamericano.

Es decir que a las chobenas, taquiraris y carnavales, se sumarán pasillos y bambucos colombianos, además de rancheras y una zamba argentina.

Lo peculiar de esta producción es que ha sido grabada en la casa de los artistas y no es porque no les faltara un estudio de grabación para hacerlo.

“La idea de grabarlos en casa tiene como fin capturarlos cómo ellos han sido siempre en toda su vida ensayando desde casa, tocando ahí. De hecho, al principio la idea era de grabarlo desde el jardín de la casa, pero nos agarró un aguacerob, cuenta Vladimir Suárez.

A la par del disco se ha grabado un minidocumental en el que Bella y Carmelo van contado la historia del dúo, que ha llevado su música a muchos escenarios del país, pero también ha sido protagonistas de muchas reuniones sociales y familiares en guitarreadas que se prolongaban por horas.

“Es un homenaje que le está haciendo la familia al dúo. Nos hemos juntado, porque queremos capturar, no solo en su faceta de la música, porque se ha hecho un breve documental en el que cuentan cómo fueron sus primeras grabaciones, cómo era la música antes y cómo fue su vida en el ambiente musical. Es un documental que va a resumir la historia del dúo Guajojó”, señala el cruceño dos veces nominado a los premios Grammy Latinos.

Un largo camino

La historia de esta dupla musical se inició, primero como trío y con Demetrio Ribero como tercera guitarra. Sus primeras actuaciones fueron en festivales departamentales, lo que les permitió clasificar para asistir al Festival Lauro de la Canción Boliviana en Cochabamba.

En ese festival, de donde surgieron otras grandes figuras del folclore nacional, fueron elegidos para su primera grabación en el sello Imperio de la Paz.

La ausencia temporal de Ribero determinó que Bella y Carmelo continúen como dúo, pero también como pareja; hasta ese momento solo los unía la música.

Su primer disco lo grabaron en 1968 y a partir de allí se fueron consolidando una carrera artística que ha sido reconocida en todo el departamento y el país.

Vladimir Suárez dice que no solo a nivel afectivo es importante recuperar la música del dúo, sino también para incentivar la producción de folclore regional, que se ha venido a menos con poca difusión y, sobre todo, porque se conoce muy poco de los nuevos compositores, algo que se fue perdiendo con la desaparición de festivales, como el Yotaú y el Sombrero de Sao, afirma el productor musical.

Comentarios