Escucha esta nota aquí

Mujeres de la música al poder, podría ser la premisa luego de que las cantantes Beyoncé y Taylor Swift se convirtieron en las grandes ganadoras en la reciente entrega de los premios Grammy. Sin embargo, la realidad es diferente, pues las féminas representan solo el 30% de los artistas que suben a presentarse a un escenario, que venden discos o difunden sus canciones en las redes sociales.

En el evento de los Grammy parecía que las mujeres arrasaban y mandaban. Y es que de las 30 categorías premiadas, en 15 triunfaron ellas, incluidos los tres premios principales, grabación del año, que lo ganó Billie Eilish, con Everything I Wanted; mejor álbum, galardón que se llevó Taylor Swift, con Folklore, y canción del año, gramófono que recibió Tiara Thomas por I cant Breathe.

Beyoncé, la morena de Texas, ganó 4 premios en una sola noche: mejor canción de rap, actuación de rap, video musical y actuación de R&B, sumando en toda su vida un total de 28 Grammy, marca que solo tenían Frank Sinatra, Paul Simon y Stevie Wonder.

Mientras que otra grande de los escenarios, Taylor Swift, alcanzó otro récord, ganar el Grammy al álbum del año por tercera vez consecutiva, lo que nadie antes había conseguido.

Con esos datos parecería que ellas dominan la industria musical mundial, lo que no es cierto. La ONG Mujeres de la Música establece que del 100% de artistas músicos, que incluye cantantes, compositores e intérpretes de los instrumentos, solo el 30% son mujeres.

Ello contrasta con la imagen que la industria da, con presencia masiva de damas en los escenarios, que son quienes dan la cara por el sector, como lo son ahora Beyoncé, Taylor Swift, Rihana, Jennifer Lopez o Shakira, solo por citar a algunas.

En 2019 (por efectos de la pandemia no hay datos de 2020), en todo el mundo se gastaron casi 80.000 millones de dólares por consumir música, ya sea por la compra de discos o por pagar a las plataformas digitales. De esa cifra las artistas mujeres solo ganaron el 26%, informa el portal La República, con datos de Alan Krueger.

Beyoncé comentó que la distribución económica en la industria musical entre hombres y mujeres era injusta. Dijo que ellas ponen la imagen, la voz y mucho sacrificio, y que ellos con menos esfuerzo se llevan más dinero.

Comentó que no reclamaba por ella, pues considera que gana bien, porque negocia bien, sino por sus compañeras cantantes, que se suben a los escenarios, entretienen multitudes, graban y venden sus canciones, y son mal pagadas.

Sin embargo, cree que esta situación cambiará, sobre todo luego de la entrega de los Grammy 2021, donde se evidenció que las mujeres merecen ser mejor reconocidas económicamente.

Se preguntó qué sería del show business si las mujeres no estuvieran presentes. Y ella misma contestó: “Habría menos ganancias”.



Comentarios