Escucha esta nota aquí

Los primeros ensayos con público de la obra de teatro Harry Potter and the Cursed Child, basada en una historia inédita de la escritora J.K. Rowling, comenzaron en el West End de Londres rodeados de secretismo.

Cerca de 1.500 personas asistieron al Teatro Palace a la primera representación de una obra que no se estrenará de forma oficial hasta el 30 de julio y cuyas entradas están agotadas hasta mayo de 2017.

Para tratar de evitar filtraciones sobre el argumento de la obra, que retoma la trama de las siete novelas de Harry Potter publicadas hasta ahora, Rowling divulgó a través de Twitter un vídeo en el que pide a los fans que asistirán a los ensayos que eviten revelar detalles de la función.

"Durante años, habéis sido fantásticos a la hora de guardar los secretos de Harry Potter, para no estropear los libros a los lectores que vendrían después de vosotros. Así que os pido una vez más que guardéis el secreto", afirmó la autora.

El dramaturgo británico Jack Thorne ha adaptado una historia original de Rowling para volver a dar vida al niño mago, protagonista de una serie de libros que han vendido más de 450 millones de copias desde 1997 y han dado lugar a ocho películas.

La obra de teatro del West End presenta a un Harry Potter -interpretado por Jamie Parker- ya adulto y con tres hijos, 19 años después del último libro de la saga Harry Potter y las reliquias de la muerte (2007).