Escucha esta nota aquí

La gesta del oriente boliviano es un resumen de la historia de la región y una de las mayores creaciones muralísticas del país. Su autor, Lorgio Vaca, referente indiscutible de esta técnica artística, fue uno de los protagonistas de la pasada Feria Internacional del Libro de Santa Cruz (FIL) junto al boceto original de esta, su gran obra, que se expuso en el stand del Centro de la Cultura Plurinacional Santa Cruz (CCP).

La exposición fue acompañada por un recorrido audiovisual en el que se proyectaban imágenes sobre el proceso de la obra y la trayectoria del artista. Forma parte de un proyecto de la institución cultural que cuenta con tres etapas.

“Como centro cultural, nuestra vocación es la de rescatar la obra patrimonial de distintas regiones del país. En el caso de las tierras bajas, hemos identificado una serie de maestros que tienen una obra tremendamente valiosa y que no necesariamente está puesta en valor como se merece. Uno de esos casos es Lorgio Vaca. Hace un tiempo nos reunimos con él para conocer más de su trabajo y el modo de operar que utiliza para lograr los resultados tan maravillosos que conocemos de su obra. Como producto de este acercamiento nace este proyecto que estamos llevando adelante”, explicó el director del CCP, Marcelo Alcón.

La primera etapa del proyecto se puso en marcha durante la FIL. Inicialmente, la idea tenía que ver con una convivencia entre Lorgio Vaca y Gabriel René Moreno, el príncipe de las letras bolivianas, al que el CCP le tiene preparado un homenaje especial. El trabajo sobre la figura de René Moreno quedó suspendido temporalmente por falta de tiempo y de presupuesto, lo que permitió al centro concentrarse en el artista.

Se conformó entonces un equipo integrado por la curadora Andrea Hinojosa, el museógrafo Ariel Muñoz, el investigador Jorge Luna, la jefa de Cultura Gabriela Padilla y la responsable de Comunicación Xiomara Zambrana, todos ellos comandados por Alcón.

Valioso
El mural La gesta del oriente boliviano se erigía desde 1971 en la isla central del parque El Arenal hasta que fue destruido por una inexplicable explosión en agosto de 2010. Fue el 30 de septiembre del año pasado que la población pudo volver a apreciar esta obra, reconstruida por su autor y mejorada notablemente.

Más allá de lo lamentable de la destrucción, el suceso representó para don Lorgio una oportunidad: la de volver a elaborar su obra, algo que no se da todos los días y mucho menos con un mural de estas características. El resultado fue una versión moderna y corregida de su trabajo, acorde con los materiales de esta época.

“Don Lorgio nos dio cátedra en su taller. Le presentamos un borrador, que aprobó, y se definió que en el espacio que tendríamos en la feria se colocara el boceto del mural de 27 metros de largo por 5 m de alto, hecho con carboncillo original y listo para presentarlo en el evento. El trabajo curatorial fue magnífico porque se logró captar la atención del público, que no ocultaba su expresión de asombro. Luego se lo invitaba al recorrido visual con el aditamento de que el artista estaba presente”, añadió Alcón.

La segunda etapa del proyecto está centrada en una exposición en el centro de la calle René Moreno # 369. La muestra permitirá un acercamiento más detallado de la obra. La tercera fase tiene que ver con un trabajo audiovisual, probablemente en formato documental, sobre la vida y obra de Lorgio Vaca, uno de los más grandes artistas bolivianos del siglo XX