Escucha esta nota aquí

Anoche, en el hall de la Casa de la Cultura Raúl Otero Reiche, se inauguró la muestra El futuro de vivir, una novedosa selección de diseño esloveno contemporáneo, materiales nativos de ese país europeo y textos que hablan de principios sostenibles. Los objetos y servicios presentados, que combinan creatividad con una visión de negocio, se quedarán en este centro cultural hasta el próximo lunes, 4 de octubre.

El futuro de vivir es una muestra itinerante que en Sudamérica ya se exhibió en la capital de Brasil, Brasilia, y también en la capital colombiana, Bogotá. Ahora le toca el turno a la ciudad de Santa Cruz de la Sierra y luego pasará a Buenos Aires, Argentina. El montaje de esta exposición destaca las historias de marcas comerciales que expresan funcionalidad, pasión por la vida y por la naturaleza, así como también la aplicación innovadora de materiales eslovenos y nuevas técnicas de producción que se apoyan en la producción artesana regional y las técnicas avanzadas de producción sostenible.

La selección de 90 objetos que llevan el sello de excelencia Made in Slovenia ha sido desarrollada en los últimos dos años y en muchos aspectos representa los esfuerzos del Centro para Creatividad, que opera en el marco del Museo de Arquitectura y Diseño de Liubliana (capital de Eslovenia), para conectar, promover, apoyar y desarrollar el sector cultural y creativo en Eslovenia, con el propósito de facilitar la colaboración con los sectores empresarial, científico y educativo.

Cuidado de la ecología

Ejti Stih, directora del espacio artístico Manzana Uno y también eslovena, colabora con esta exposición. Stih dijo que en el Centro de Creatividad del Museo de Arquitectura y Diseño de Liubliana, hay mucha gente que trabaja en productos relacionados con el cuidado del medio ambiente. Esta gente compite por que su producto obtenga el título Made in Slovenia, y una vez lo logran forman parte de esta exposición, que viaja por todo el mundo. “Esta exposición es interesante porque el montaje se lo hace a partir de las mismas cajas de embalajes en la que llegan los objetos. Con esos cajones se crea un escenario para armar la exposición”, explicó.

La artista resaltó que El futuro de vivir es una exposición bien concebida y novedosa. “Hay muchos materiales reciclados, algo que en Europa es una práctica común. Y en esta muestra se ve eso, están tratando de armar una conciencia ecológica fuerte”, indicó la pintora.

Stih mencionó que Eslovenia es un país que ama y respeta la naturaleza, así que esta exposición es un poco un ejemplo de todo ese trabajo a favor de la ecología que se desarrolla allá, y que se quiere impregnar en Sudamérica.

Los productos presentados en esta exposición pronostican el futuro del vivir en el que la materia prima ya no abunda, los métodos de producción y recursos humanos tienen que ser racionalizados y los productos están adaptados a las nuevas generaciones de usuarios que requieren soluciones personalizadas. Estas soluciones consisten en una producción innovadora y tecnológicamente avanzada que los diseñadores y productores combinan con su amor por la vida y la naturaleza.

Comentarios