Escucha esta nota aquí

Tan impredecible sobre el escenario como ante las preguntas de los periodistas, Frank Zappa es el protagonista absoluto de Eat That Question, un documental compuesto a partir de entrevistas, algunas inéditas hasta ahora, que muestran el espíritu cien por cien libre de este genio de la música.

Dirigido por el cineasta alemán Thorsten Schütte y con la aprobación de los familiares de Zappa, Eat That Question, que se estrenará el 24 de junio en Estados Unidos, dibuja un boceto de un artista que luchó contra los convencionalismos musicales y también contra la moralidad y la censura que amenazaban, en su opinión, con pervertir la libertad de expresión.

"Era una persona muy patriótica, muy americana. Defendió a los músicos y artistas en todas los lugares (...). Estaba muy involucrado con nuestro país y con asegurarse de que todos tuviéramos una voz", señaló Moon Zappa, hija del músico fallecido en 1993.

La figura de Zappa, que el pasado diciembre habría cumplido 75 años, atraviesa el rock, la psicodelia, el jazz, la experimentación a tumba abierta y la música orquestal del siglo XX.

Pero Eat That Question no centra su atención en sus peripecias musicales sino en sus entrevistas con la prensa, en las que, con voz profunda y sin despegarse ni un segundo de su cigarro, abordaba los abusos de las discográficas, la moral puritana y defendía una libertad de expresión sin ataduras. "Le veo como un explorador, un buscador, un iconoclasta muy honesto que expuso claramente las cosas que tenía como objetivo", explicó Schütte.