Escucha esta nota aquí

Gilberto Gil, leyenda viva de la música brasileña, se convirtió a los 79 años en miembro de la Academia Brasileña de Letras (ABL), informó este jueves la institución.    

"Gilberto Gil traduce el diálogo entre la alta cultura y la cultura popular. Poeta de un Brasil profundo y cosmopolita. Atento a todos los llamamientos y demandas de nuestro pueblo. Les damos la bienvenida con cariño y alegría", declaró el presidente de la ABL, Marco Lucchesi, citado en un comunicado.

El cantante y compositor fue elegido por mayoría, con 21 de 34 votos, y es el segundo hombre negro en integrar la Academia, junto con el escritor y profesor Domício Proença Filho.

Nacido en Salvador, Bahía (noreste), Gil sucederá al periodista Murilo Melo Filho, fallecido en 2020.

"Muy feliz de haber sido elegido para la silla 20 de la Academia Brasileña de Letras. Gracias a todos por el apoyo y gracias a los ahora colegas de la Academia por haberme elegido", escribió en sus redes sociales Gil, que venció en la votación al poeta Salgado Maranhão y al crítico literario Ricardo Daunt.

Autor de éxitos como "Aquele Abraço" y "Expresso 2222", Gil lanzó casi 60 discos y obtuvo dos premios Grammy, además de cinco nominaciones,

Junto al también bahiano Caetano Veloso, Gil es uno de los exponentes del "tropicalismo", movimiento libertario que revolucionó la música brasileña en la década de 1960.

El tropicalismo "contempló e internacionalizó la música, el cine, las artes plásticas, el teatro y todo el arte brasileño", y disgustó a la dictadura que comandaba el país en aquella época, por lo que ambos terminaron en el exilio, destacó la Academia.

Su tiempo en el exterior "contribuyó a la influencia del mundo pop en la obra de Gil, que incluso grabó un disco en Londres, con canciones en portugués e inglés", añadió. 

El músico ejerció además como ministro de Cultura entre 2003 y 2008, durante el gobierno de Luiz Inácio Lula da Silva y fue nombrado Artista por la Paz (UNESCO) en 1999 y Embajador de la ONU para la Agricultura y la Alimentación (FAO), entre otros reconocimientos internacionales. 

La semana pasada, la reconocida actriz Fernanda Montenegro, nominada al Oscar como mejor actriz por la película Estación Central (1998), también se tornó miembro de la Academia.

Comentarios