Escucha esta nota aquí

De los temas del cancionero oriental se han hecho muchas versiones para grupos vocales, guitarra, piano, pero hasta ahora nadie las había realizado para violín. Frente a ese vacío el violinista Claudio Arduz decidió encarar esa labor y convocó para ese proyecto a otros dos músicos amigos suyos, el guitarrista y arreglista Everton Vidal y al percusionista e ingeniero de sonido Ezequiel Soliz. 

Luego de dos años y medio de poner en marcha la idea han logrado concretarla en el disco Identidad, que hace un par de semanas acaban de lanzar y que destaca por su gran calidad, pero además descubre nuevas vertientes de los ritmos tradicionales del oriente boliviano en otros géneros musicales como el rock, el jazz y la música electrónica.

El álbum tiene dos partes. Una más acústica o más tradicional si se puede llamar así, donde se escucha el violín clásico, la guitarra acústica e instrumentos como el Cajón, pero respetando el ritmo original. 

La segunda parte es más moderna donde hemos fusionado los ritmos tradicionales, como el taquirari, la chobena y el carnaval con el rock, jazz y la música electrónica. Además, se incluyen efectos, como sonidos de la selva y la naturaleza que hay en Santa Cruz”, comenta Arduz.

“Como cruceño estamos acostumbrados a escuchar de cierta forma nuestra música, entonces nuestro desafío fue salir de nuestra zona de confort y llevarlo a diferentes estilos, creo que conseguimos un buen producto”, comenta Ezequiel Soliz en el video sobre cómo se hizo el álbum.

La producción reúne 12 temas populares: Trago Patrón (Nicolás Menacho); El Camba (Godofredo Núñez);Jumechi (Godofredo Núñez); El Aguilillo (José René Moreno / Arturo Pinckert); Novia Santa Cruz (Walter Fernández / Jorge Luna); Guajojó (Percy Ávila); Niña Camba (César Espada), Viva Santa Cruz (Gilberto Rojas); Noche De Luna Llena (Susano Azogue); Sombrero e Saó (Pedro Shimose); Alma Cruceña (Raúl Otero Reiche / Jorge Luna) Paica en Carnaval (José René Moreno).

Decidimos trabajar primero con lo que más suena, lo que la gente más identifica y seleccionamos también los que a nosotros más nos gustaba. También nuestra idea es agarrar lo que aparentemente es lo más trillado y demostrar que se le puede dar un nuevo enfoque, un nuevo concepto.

En especial resaltar el violín, porque como solista considero que soy de las primeras generaciones de violinistas profesionales de Santa Cruz y creo que es mi responsabilidad interpretar parte de nuestro folclore”, explica Arduz y en ese sentido es que decidieron bautizar el disco con el nombre de Identidad. 

Creo que es una palabra fuerte, algo que no debemos perder los cruceños. Somos una ciudad de gente joven, pero he visto que las nuevas generaciones no conocen los temas del folclore oriental y creo que la identidad cruceña no debe perderse, pero también hay que ver la forma de renovarla, como hemos intentado hacer en el disco para que las nuevas generaciones les atraiga más”, enfatiza el violinista.

Hace 14 años que vivo en Bolivia ya he cruzado el Piraí”, bromea Vidal que se encargó de realizar los arreglos musicales “Me gusta mucho la naturaleza cruceña, las emociones de los cambas y eso me ha inspirado y facilitado para hacer los arreglos de una manera especial”, comenta el guitarrista brasileño.

Debido a los efectos de la pandemia el disco todavía se comercializa a través de las redes sociales de Claudio Arduz y se lo puede pedir llamando al teléfono (78469012). Cuesta Bs 100 y en la primera semana de su salida ya se han vendido más de un centenar de copias. La tercera semana de octubre el trío dará un concierto a través de las redes sociales.