Escucha esta nota aquí

Bolivia no es la misma. En eso coinciden todos. Pero... ¿qué piensa la generación millenial? Quizá -ellos- están más interesados en qué le pasará a Río en La casa de papel o en qué se meterán esta vez Rick y Morty. Quizá solo les guste ver Netflix, pintar el corazoncito de Instagram, jugar Fortnite o bailar reguetón en un boliche alternativo del país. Sobre eso y mucho más giró la charla que entabló el diario más influyente del país con los jóvenes de las nueve regiones.

Todos sus pensamientos quedaron registrados en el suplemento especial Una selfie al país, que saldrá mañana para celebrar los 194 años de la patria. En 24 páginas usted tendrá la última radiografía de esos bolivianos que también aportan al desarrollo del corazón sudamericano.

Un nuevo perfil

Aunque los estudiados en la materia no se ponen de acuerdo para definir la línea que traza cuándo es la Generación X y cuándo la Y, el Diario Mayor convocó a ciudadanos de entre 17 y un poco más de 25 años de los nueve departamentos para tener una idea más completa de las áreas. La respuesta ha sido satisfactoria.

En la entrega inédita de mañana se conocerá en qué trabajan los jóvenes de hoy y a qué les gustaría dedicarse para forjar su futuro. Se suman las opiniones sobre la política, la demanda marítima, la cultura, la historia, la corrupción, las FFAA y tantos otros temas; además respondieron sobre esos tabúes que se desprenden del sexo, el matrimonio, el movimiento LGBTI+, las drogas, el embarazo y el aborto.

Hay más. Los millenials hablan sobre el medioambiente, el uso de las redes sociales, los smartphones, las aplicaciones, la TV streaming, los juegos en línea y la radio virtual. Y dan a conocer esos nuevos códigos que usan a diario en una charla amistosa.

¿Cómo visten? ¿Cómo duermen? ¿Qué comen? ¿Cómo bailan? ¿Qué música oyen? Son otras consultas que se les hizo a los muchachos. Pero también se acudió a los adultos para saber cómo ven ellos a sus hijos y nietos. Al parecer la diferencia entre ambas generaciones está clara.

Este 6 de agosto EL DEBER celebra a lo grande. Esta entrega marcará un antes y un después en la faena periodística. El gran beneficiado será usted.

Comentarios