Escucha esta nota aquí

Como pasaba antes de la pandemia, los cinéfilos se alborotaron con el estreno de Spider-Man: No way home, la última colaboración de Marvel Studios y Sony Pictures y la culminación de la primera trilogía de Tom Holland como el superhéroe arácnido. La locura es mundial y Santa Cruz de la Sierra es tan fanática como cualquier otra capital, no por nada los tres complejos de cines de los que gozamos armaron su cartelera en torno a esta película y habilitaron 62 funciones solo para el preestreno, algunas de ellas con entradas agotadas en cuestión de dos semanas.

Tatiana Monje, jefa de Marketing de Cinemark, indica que el complejo tendrá 22 funciones hoy, y, 37 por día, desde el jueves 16 al miércoles 22, sumando la sorprendente suma de 281 funciones en este primer ciclo. Además, para estas exhibiciones, ya se vendieron casi 22 mil entradas. Disponible en 2D, 3D y XD.

“Teníamos una programación planificada, pero la demanda fue tanta que habilitamos casi todas las salas”, expresa. Igual confirma que mañana habrá grupos de fanáticos y cosplayers con los que han coordinado para brindar toda una experiencia para los asistentes.

En Cine Center la cantidad de horarios y funciones es impresionante. Hoy habrá 24, pero desde el jueves serán 64 por día. Igual, la preventa fue un éxito y su programación se movió y lo seguirá haciendo en función al público. Se verá en 2D, 3D y salas Vip.

Multicine, en respuesta al fanatismo programó 16 funciones en preestreno y 22 en la primera semana, las del primer día ‘volaron’ en Santa Cruz de la Sierra. Estará en los formatos y salas 2D, 3D y XL.

Aclamada

Hace tres semanas, el último tráiler llegó a YouTube y suma casi 100 millones de reproduccciones. Desde entonces, seguidores del Universo Cinematográfico de Marvel sacan todo tipo de conjeturas, que desde ayer se han ido confirmando con las primeras reacciones a las exhibiciones cerradas. Si en algo concuerdan es en darle una nota casi excepcional.

En Santa Cruz, una treintena de personas fueron elegidas por Andes Films y Cinemark para verla en primicia y coinciden en que el alboroto es justificado.


Análisis

La revancha de Tom Holland

Marcelo Suárez R. / Periodista

“Cuando ayudas a una persona ayudas a todos”. La frase, adaptada de “quien salva una vida, salva al mundo entero” (del Talmud) es parte del guion de Spider-Man: No way home. Y en tiempos en que los fans se vienen acostumbrando a tener altas expectativas sobre las películas de súper héroes, la cinta de Jon Watts se convierte en la salvadora de una saga sobre la que había mucho escepticismo.

Pero, llegada la hora de salir de las dudas (que han sido varias) y aclarar todas las especulaciones, lo que queda de Spider-May: No way home es la confirmación de que se trata de una de las mejores producciones en torno al Universo Cinematográfico de Marvel.

Y eso no se debe a que tiene más drama, menos comedia o más secuencias de acción o efectos especiales, sino a que cierra de forma acertada el círculo de una trilogía protagonizada por Tom Holland, que, hasta hoy seguía siendo recordado más por su participación en las cintas de los Vengadores, que por las películas donde era el principal protagonista.

En esta ocasión, Holland se carga la historia encima y hace prevalecer el nombre del héroe arácnido en la película. Junto a él, no desentonan Zendaya, muy resistida entre los fans, que no la consideraban a la altura de una compañera para el Hombre Araña, y Benedict Cumberbatch, como el Doctor Strange, una especie de nuevo consejero de Peter Parker, así como Marisa Tomei, la encantadora tía May.

Con casi dos horas y media de duración, la banda sonora, las imágenes y las actuaciones se unen para crear algo verdaderamente épico en el género.

Spider-Man: No way home no debería defraudar a nadie que la vaya a ver. No solo a los que van a ir al cine para despejar un par de dudas, sino al fanático del héroe como tal.

Comentarios