Escucha esta nota aquí

“Ella arrasa por ser mujer, inteligente y por denunciar la corrupción. Todo el mundo la apoyó como política.

Ella ganó en todo. A veces uno escribe cosas y se van de la mano, hay personajes que no deben tener tanto relieve; desde el comienzo yo sabía que Margarita sería importante, cosa que no sucedió con otros personajes”, confiesa Manfredo Kempff sobre la protagonista de su libro titulado Margarita Hesse, que vio la luz hace 22 años, que fue traducido al polaco e italiano, y que ahora, reeditado por La Hoguera, será presentado el martes 27 de agosto, a las 20:00, en Casa Melchor Pinto.

“Se habían agotado los ejemplares a los tres o cuatro años de publicados, ya pasaron 20 años de que ese libro no se conoce, y es tan simpático, breve y fácil de leer, divertido, pero al mismo tiempo reflexivo por las cosas de las que hablamos”, dice Kempff sobre su obra, catalogada por algunos como intensa porque se mueve entre las vertientes de las tormentas amorosas y de la arena política.

“Se juntaron el poder y el placer, que muchas veces van de la mano.

El amor y la política son apasionantes”, justifica el hilo conductor de la trama. Y aunque no se asume como feminista y aclara que no pretende dar un mensaje con el libro, el diplomático de carrera y miembro de la Academia Boliviana de la Lengua dice que da la razón a las mujeres en una serie de cosas en las que son absolutamente certeras, “como en tener una independencia económica, libertades en su hogar, igualdad en el trabajo.

Se me ocurrió esa perspectiva de género porque ya había algunos fenómenos de esa naturaleza en Europa, era factible que en algún momento llegara acá, había sucedido también en Argentina.

Podía darse aquí”, dice sobre la mirada que dio hace más de dos décadas, con la primera edición de Margarita Hesse. Kempff muestra una Margarita  que crea un partido de mujeres, en el que estaba prohibido el ingreso de los hombres.

“Ella decía que donde entraban los hombres entraba la corrupción. Que jamás deberían dejar a un hombre a cargo de ministerios que manejen el dinero, eso es lo que pongo en el libro.

Y no me queda duda de que los hombres son más corruptos; los personajes centrales, como el amante de Margarita, que era ministro, y su íntimo amigo, el presidente, son de una corrupción absoluta y de una vida de bacanes y jolgorio, como sucede en nuestra política”, resume.

Tags

Comentarios