Escucha esta nota aquí

La Orquesta Sinfónica Juvenil de Santa Cruz de la Sierra está de vuelta y pese a las dificultades económicas que desde hace tiempo debe sortear para sobrevivir, no deja de intentar ofrecer un espectáculo digno del prestigio que a lo largo de los años se ha ganado.

Abanderados de la música boliviana, que es su primer concierto de 2021 y que desde mañana y hasta el domingo se presentará en la Casa de la Cultura, no baja el perfil y apuesta por una selección de nuevos compositores, la mayoría de ellos influenciados por el trabajo académico realizado por otro gran músico nacional, como es Alberto Villalpando.

El director artístico de la orquesta Boris Vásquez cuenta que, en el ensayo de los temas que interpretarán, los jóvenes integrantes de la agrupación han podido conocer no solo las diversas propuestas estilísticas de los compositores nacionales, sino también otras facetas de su dimensión creativa, tal es el caso del músico paceño Gerardo Yáñez, que es inventor de más de una decena de nuevos instrumentos, entre ellos la viola profonda, un instrumento que ha tenido gran aceptación a escala internacional.

Para este espectáculo no solo se interpretarán composiciones de Yáñez para este instrumento (El titán, Homenaje a Bach), también se ha agregado la que el prestigioso compositor italiano, Carlo Domeniconi, realizó para guitarra y viola profunda: Elegiaco.

“Domenicone es uno de los grandes compositores para guitarra. Todo el que estudia guitarra lo conoce, entonces si escribe algo para un instrumento específico, es que le ha interesado y ese es el afán de hacer ver que no solo se le ha ocurrido a Yáñez construir un instrumento y hasta ahí llegó, sino que está ya dentro de las grandes ligas”, explica Vásquez.

Pero, además se estrenará una viola profonda construida por el luthier moxeño Alfonso Ichu Tamo, que utilizó una combinación de maderas y resinas de la Amazonia boliviana para su realización.

El repertorio de Abanderados...también incluye Suite Boliviana No.1 de Ramiro Soriano, que describe musicalmente los paisajes del trópico, valle y el altiplano. También se escuchará Concierto Chiquitano II Movimento “Para la cruz”, del cruceño Zoran Vranjican para guitarra y orquesta. El músico, más conocido en su faceta como intérprete, ahora lo hace también como compositor.

Alberto Villalpando estará presente con Mientras crece un árbol sobre el mar, música en base a un poema de Blanca Wiethüchter que tendrá como soprano a María Fernanda Aponte. Posteriormente será el turno de Imaraicu Jinankanski, de Nicolás Suárez y que tendrá a Facundo Chávez como pianista solista.

Fuera del programa, y a modo de cierre festivo por el mes de Santa Cruz, la agrupación interpretará una nueva versión de Viva Santa Cruz, con arreglos para orquesta de Carlos Benítez.

Jiri Sommer toca la viola profonda, instrumento creado por el boliviano Gerardo Yáñez


La orquesta ha dedicado su primer concierto de temporada a músicos bolivianos.

Comentarios