Escucha esta nota aquí

Issabella Molina (24) recuerda que su infancia, en Yacuiba, pasó entre el colegio, tareas y lecciones de canto de su madre, Liliana Cristina Iñiguez, y su ‘padre de corazón’, Alejandro Álvarez. En ese entonces renegaba del sacrificio, pero hoy lo agradece pues le ayudó a llegar a la semifinal del programa Tengo talento, mucho talento, del canal estadounidense Estrella TV. En esta fase sus dotes son importantes, pero también necesita de los votos de los bolivianos.

El mayor premio es la satisfacción de cumplir con la frase que guía su vida: “Si puedes soñarlo, puedes lograrlo”, pero también están en juego $us 100.000 y el impulso a su carrera.

La producción mantiene en reserva la fecha de la final, por reglamento les avisan con una semana de anticipación cuándo actuarán frente al jurado integrado por las cantantes Ana Bárbara y Chiquis Rivera, el radialista Don Cheto y el productor musical Pepe Garza.

La competencia será contra 21 cantantes de distintos países.

 

Tiene talento, mucho talento

A los cuatro años interpretó en el kínder la canción La de la mochila azul y sus padres descubrieron que tenían una artista en casa y que, además, le hacía muy bien a la música ranchera.

Sin experiencia, solo buen oído, se dedicaron a ‘pulirla’ con videos de Juan Gabriel, Rocío Durcal y otros artistas. Y cubrían todos los frentes, él le enseñaba movimiento escénico y ella, técnicas vocales.

Ya en su juventud comenzó a presentarse en eventos en Yacuiba y en Santa Cruz de la Sierra y ahora en Dallas (Estados Unidos), donde reside desde hace un año.

Fue justamente allá donde vio la convocatoria para uno de los programas más populares de la comunidad hispana y lo mejor era que esta temporada estaba dedicado solo a mujeres. Desde entonces fue una maratón.

En marzo audicionó y la invitaron a actuar frente al jurado en Los Ángeles; con el tema Ya no vuelvo a molestarte, de Juan Gabriel, hizo llorar a Ana Bárbara y avanzó a los cuartos de final.

Con golpes de pecho, de Yolanda del Río, pasó a la semifinal. Hoy espera su gran día, que los bolivianos pueden seguir en las redes sociales y sus votos pueden ayudar a Issabella a cumplir su objetivo.


Comentarios