Escucha esta nota aquí

Son mujeres, son jóvenes y hacen su debut oficial en las letras bolivianas como las ganadoras del IV Concurso Nacional de Literatura para niños y jóvenes Abrapalabra y Puraletra, que organiza la editorial La Hoguera. 

Ellas son la cochabambina Laura Esthefany Amador Ledezma y la cruceña Carla Vanessa Aliaga Delgadillo, que el jueves recibieron el reconocimiento y los libros con sus obras ya publicadas.

Si bien cada una tiene motivaciones e historias diferentes, ambas coinciden en que, además de los relatos con los que obtuvieron sus galardones, poseen muchas otras historias que contar y que esperan llegar a publicar.

Laura Amador, por ejemplo, ha continuado con el impulso de seguir narrando historias infantiles que empezó hace más de un año, mientras cuidaba a su bebé. “Como dejé de trabajar y me quedaba a cuidarlo empecé a pensar en cuentos que me gustaría contarle a él y así empecé a escribir historias como la de ¡Miedo!, ¿qué haces aquí?”, dice sobre el relato que, junto a otros cuatro, presentó al concurso a último momento.

Además de Sicología, estudió Teatro y Narración Oral Escénica. “Por muchos años me dediqué a contarle cuentos a los niños y me pasaba que cuando me tocaba elegir uno de esos relatos sentía que algo les faltaba y empezaba a pensar cómo me gustaría que acabaran o cómo me hubiese gustado escribirlos, en el sentido de manejar ciertas sorpresas, jugar con las palabras, frases figurativas y hacerlos más literariosDarle diferentes matices a los personajes e ir construyendo relatos fuera de lo común. Creo que eso he plasmado en los cinco cuentos que forman el libro”, explica Amador, que ya tiene en su carpeta nuevas historias infantiles.

Aliaga, por su parte, cuenta que Lazos de Alhelí era una historia que tenía en mente desde hace muchos años, pero que recién se decidió a escribirla animada por presentarla al concurso. 

“Trata sobre dos hermanas que quedan huérfanas, que deben separarse y que luego la mayor de ellas irá en búsqueda de la otra. Mezclo parte de mi historia familiar, es por eso que la novela se inicia en Vallegrande, con algunos hechos históricos, porque se desarrolla después de la Guerra del Chaco y en diversos escenarios del país como La Paz, Potosí y Sucre”, explica.

La escritora admite que fue una sorpresa haber obtenido el primer lugar, porque presentó su relato a último momento y casi desistió cuando se olvidó de adjuntar la fotocopia de su carnet de identidad, uno de los requisitos obligatorios. Cuando ya había bajado los brazos, su padre la animó a corregir el error y así quedó habilitada para el concurso.

Carla Vanessa, que es educadora, indica que su novela está pensada para chicos a partir de los 13 años, pero cree que serán las mujeres las que más se identificarán con el relato, porque además de la protagonista hay muchos personajes femeninos.

Tanto Carla Vanessa como Laura Esthefany admiten que el reconocimiento que acaban de recibir las ha estimulado para seguir trabajando; la novel escritora cochabambina espera en un futuro escribir relatos para adultos y poesía, un género que confiesa, es uno de los que más le gusta.

En tanto Aliaga ya tiene otro libro preparado y está vinculado a su labor como docente.