Escucha esta nota aquí

La banda más longeva de la historia del rock no tuvo reparos ni descansos. Sus ‘satánicas majestades’ son el ejemplo más claro de que envejece el que quiere y de que la juventud es eterna. Mick Jagger,  a sus 74 años, recorre aproximadamente 12 millas durante cada concierto, acompañado de Keith Richards, Ronnie Wood y Charlie Watts, quienes vienen escribiendo esta historia desde hace más de 50 años.  

Como de costumbre, los Stones pusieron a bailar a más de una generación, fueron los padres, los hijos y los abuelos, entre las cuerdas de Keith  y Ronnie, la batería de Watts y la voz del mítico Jagger, que nos hicieron sentir como ellos, vivos de  verdad. ¡Please allow me to introduce myself! Simpathy for the Devil, para arrancar, Tumbling dice, y los clásicos que nuestros hermanos o tíos alguna vez cantaron: Paint in black, Ride em on down, Wild horses, Honky Tonk Woman, Start me up, Brown ugar, Gimme shelter y, por supuesto, Satisfaction para cerrar. 

Siguen vigentes

Las calles se llenaron de afiches y mensajes de bienvenida a los seguidores de los Stones en Temple Bar, la zona más concurrida de Dublin, donde se encuentran algunos de los más importantes locales del lugar,  como un fascinante mural y algunas pancartas, que fueron instaladas en las afueras de los pubs para que la audiencia se pudiera sentir como en casa. 

El público no fue el de La Plata, mucho menos el de Copacabana o La Habana; sin embargo, hubo quienes se movieron al ritmo de cada canción. Fue un poco más de dos horas de show, cuyo inicio estuvo a cargo de The Academic, quienes tuvieron la difícil misión de poner de pie a una audiencia que esperaba a los Stones.

Cabe destacar que dos shows  de los Stones fueron los más concurridos del mundo y marcaron un hito en la historia del rock. Uno fue hace más de 10 años, a orillas de la playa de Copacabana, en Río de Janeiro, para más de un millón y medio de personas. El otro, en 2016, cerrando el Olé Tour, en La Habana, para más de 500.000 espectadores. La banda británica, que aún sigue vigente, recorrerá 14 escenarios en ocho distintos países de la Unión Europea. Irlanda, Reino Unido, Escocia, Gales, Alemania, Francia, República Checa y Polonia. 

Más detalles

El repertorio
Fue el siguiente: Sympathy for the Devil, Tumbling dice, Paint it black, Just your fool, Ride 'em on down, Neighbours, Wild horses, You can't always get what you want, It's only rock 'n' roll (But I like it), Honky Tonk Women, Before they make me run, The Worst, Miss you, Midnight rambler, Start me up, Jumpin' Jack Flash, Brown sugar, Gimme Shelter y (I Can't Get No) Satisfaction.  

Los secretos de mick jagger
El líder de los Stones tiene una vitalidad y una fuerza en el escenario imparables. Su trabajo físico se centra en la resistencia y el equilibrio. Antes de una gira, corre 12 kilómetros por día y hace natación. Esto explica su habilidad para cantar y moverse durante un concierto sin que le falte el aliento. 

Comentarios