Escucha esta nota aquí

Para Marynes Payno y Roxana Molina el hecho de que sus caminos se cruzaran y terminaran en una muestra de arte no es casual, sino una circunstancia en la cual lo espiritual ha jugado un papel central. Resultado de esta simbiosis es Mystika, la muestra que abre esta noche, desde las 20:00, en Casa Melchor Pinto (Sucre # 50). 

Búsquedas
Roxana propone realismo mágico en una veintena de acrílicos sobre lienzos de gran formato, que suman a su recorrido como artista que ha expuesto en diversas muestras colectivas. Molina, que en los años 90 trabajó en diseño de interiores, se nutrió del arte primero en Colombia y luego en España, donde se adscribió al realismo mágico como un llamado y la consecuencia de una búsqueda. En Madrid realizó diversos estudios y prácticas junto a  destacados artistas españoles.
 “Mis momentos íntimos se ven en estas pinturas. Yo busco el crecimiento personal  y lo que dejo en estos cuadros es   producto de mis vivencias”, expresa Molina. 

Ambas artistas toman arquetipos y temas de carácter místico para encontrar una conexión con lo divino y lo espiritual, aunque su idea no tiene que ver con lo religioso, sino con lo contemplativo.
Por su parte, Payno afirma: “El arte es contemplativo porque uno contempla desde su propia esencia. Lo que yo hago es dejarme guiar por mi maestro interior y trato de ser un nexo entre lo divino y lo que quiero mostrar”.  

Marynes Payno, que muchos la recuerdan como realizadora de programas de TV enfocados en la ‘cultura de la sabiduría’, es hija de José María Payno, uno de los pioneros de la pintura cruceña, que falleció el 7 de este mes. De él heredó el gusto por el arte. 

Comentarios