Escucha esta nota aquí

La delegación mexicana ha sido una de las más numerosas en la imagen, siete de un total de 115 personalidades, y la aparición sorpresa de algunos de ellos, como Diego Luna, Gael García Bernal y Guillermo del Toro, cuya presencia no había sido confirmada por el festival, abrazados a sus compañeros y desfilando juntos por la alfombra roja ha alcanzado su apogeo cuando han posado unidos frente a los fotógrafos y a las cámaras, antes de la proyección especial y de la cena de gala homenaje de esta noche.

"En este festival, el cine mexicano o hecho por mexicanos se ha hecho un hueco y hemos venido todos porque forma parte de nuestras vidas", ha dicho Diego Luna. 

 El oscarizado director mexicano Alfonso Cuarón se puso delante de la cámara para contar su propia historia, con pasión y desconcertante humildad al hablar de sus éxitos y sus "fracasos", como su filme "Grandes esperanzas".

El cineasta dio cuenta además de cómo su carrera en México y Hollywood se ha ido construyendo junto a sus colegas inseparables, sus compatriotas Emmanuel Lubezki - su director de fotografía -, y el cineasta Guillermo del Toro.

La invasión mexicana no es nueva en Cannes, donde muchos ya son viejos veteranos y se han llevado numerosos galardones en los últimos años, aunque en esta ocasión solo Michel Franco está presente en la sección Una cierta mirada con la película Las hijas de Abril. 

Comentarios