Escucha esta nota aquí

Con más de tres décadas de carrera, Ricardo Montaner es uno de los artistas latinoamericanos más exitosos. A mediados de los años 80 se dio a conocer con Tan enamorados, luego siguió un desfile interminable de canciones, como Déjame llorar, La cima del cielo, Castillo azul y Bésame, que lo posicionaron como un referente indiscutible de la música romántica.

Lo que el artista tal vez no se imaginó es que uno de sus temas más importantes sería La gloria de Dios, que grabó hace cinco años con su hija Evaluna Montaner. El tema videoclip es el más reproducido en su canal de YouTube y hasta ahora cuenta con más de 239 millones de visualizaciones. Esa canción y otras similares han motivado diversos comentarios respecto a la supuesta decisión de Montaner de cantar exclusivamente música cristiana. En contacto con EL DEBER, el argentino-venezolano aclara que una experiencia personal lo llevó a acercarse a Dios hace 25 años, pero niega que vaya a abandonar la música conocida en el ámbito cristiano como secular.

 ¿Cómo fueron los comienzos de su carrera?

Siendo adolescente en Maracaibo (Venezuela), en un grupo en la iglesia, para ese entonces tocaba la batería. A veces iba solo con mi guitarra a cantar en un restaurante, pero siempre me gustó la música. Hasta que un día faltó el solista y me pusieron en su lugar. Esos fueron mis inicios. Después fui tocando puertas hasta que grabé un disco y de ahí hasta el día de hoy.

¿Soñaba con convertirse en un cantante reconocido ?

Todos tenemos sueños, algunos se cumplen y otros no. Bueno, yo cumplí el mío.

 ¿Qué es lo que más disfruta de sus conciertos?

Ver a la gente disfrutar e irse renovada.

 ¿Qué significa para usted cantar con su hija?

Es un orgullo inexplicable. Una bendición de Dios. A veces, cuando la veo y escucho, me sorprendo de cómo ha crecido tan rápido y disfruto de su talento. Es una excelente artista.

 ¡Todos en su familia se dedican a la música!

Mis cinco hijos se dedican a la música. Aun, mi esposita, Marlene, que no canta profesionalmente, canta muy bien…

 ¿Qué fue lo que lo llevó al cristianismo?

Mi esposa fue cristiana desde niña y ella me ayudó mucho. Pero diría que el momento clave en el que di mi vida a Dios fue hace 25 años en Uruguay, mientras visitaba a un niño enfermo en el hospital. Tenía sus horas contadas y sus padres me pidieron que orara por él. Yo nunca había hecho una oración pública, pidiendo por la salud de una persona, pero, con mi poco conocimiento, hice una oración, lo que me salió del alma. Y tal parece que Dios me escuchó, pues el niño vivió por muchos años. Esa experiencia me impactó. Desde entonces me acerqué más a Dios.

 ¿Dejará la música secular?

Esa pregunta me la hacen pensando que canto en el género cristiano, pero yo no he pasado al género de música cristiana. Mi repertorio es el de siempre, canto en el género de música popular romántica con el que llevo prácticamente toda mi carrera. Por eso de este tema, por el momento, no hablo. Mi música no ha cambiado. El enfoque de mis canciones sigue siendo el amor.

 ¿Sigue bailando en el escenario como lo hacía antes con Vamos pa’ la conga o Cachita ?

Jamás dejé de hacerlo, no tendría por qué dejar de hacerlo ahora.

 ¿En qué se inspiraba antes y en qué se inspira ahora para crear sus canciones?

En el amor.

 ¿Cuál considera su mejor canción?

No tengo una en especial, pienso que todas han marcado su momento y una historia.

 ¿Cuáles son los planes futuros para Ricardo Montaner?

Estamos trabajando en el lanzamiento de mi próximo disco, que se llamará Vuelven los lentos.

 ¿Qué le gusta hacer cuando no está de gira?

Aprovecho al máximo el estar con mi familia… todos juntos.

 ¿Como ve a Venezuela?

Como la ve todo el mundo. Evito hablar de ese tema.

 ¿Qué le promete a los fans de Bolivia que irán a verlo el jueves 8 de noviembre, en el estadio de Real Santa Cruz?

Que voy a darles lo mejor de mí, para entregarles una noche musical inolvidable y que de esta manera se vuelvan a enamorar.

Jamás dejé de bailar sobre el escenario, no tendría por qué dejar de hacerlo ahora”

A Venezuela la veo como la ve todo el mundo. Evito hablar

de ese tema”

PERFIL

TIENE TRES NACIONALIDADES

Héctor Eduardo Reglero Montaner (61) nació en Buenos Aires (Argentina) y se crio en Maracaibo (Venezuela). Además de tener ambas nacionalidades posee una tercera: la colombiana.

Comentarios