Escucha esta nota aquí

Llevan 33 años en los escenarios cantándole al amor y al folclore. Los Nocheros se aprestan a una nueva presentación en Santa Cruz, luego de cuatro años de ausencia por tierras grigotanas. Rubén Ehizaguirre, Mario, Kike y Álvaro Teruel, amenizarán el XIX Festival Internacional de Vinos y Quesos. EL DEBER conversó con Ehizaguirre para saber sobre los shows y acerca del nuevo ritmo como trío ante el permiso de Mario por asuntos familiares.

¿Cuáles son los temas que el público boliviano prefiere?

Depende mucho del lugar que vamos a cantar en Bolivia. Si vamos por el Chaco, por la frontera, uno canta una chacarera, una samba o una cueca. En ningún lado de Bolivia falla las canciones románticas. Los ritmos alegres, como un carnavalito, taquirari, las románticas son las que más pegan en Santa Cruz, quizás no estén tan emparentados con la chacarera o con la samba, pero no es que les disguste. Uno lo nota en la gente cuando está cantando. Llevan 33 años en los escenarios. 

¿Cómo explica la vigencia del grupo?

Han pasado muchas generaciones y eso lo notamos en la gente que va a nuestros shows. Antes podíamos decir que era gente joven que iban a los conciertos, pero desde un tiempo hasta esta parte, es la familia. Vemos gente que peina canas con sus nietos. El rango de edad que ve a Los Nocheros es hermoso, grandísimo. Llegar a la familia con las canciones es una bendición. Que varias generaciones se sientan cómodos con las interpretaciones es fantástico.

¿Hay algo de lo que se arrepientan en estos 33 años?

La vida del músico es vertiginosa. Cuando te toca la suerte que nos tocó vivir y tenés 33 años en el escenario, 29 de ellos se nos pasaron demasiado rápido. Fue una carrera de mucho vértigo. ¿Si uno se lamenta?, obviamente que sí, cuando tenés hijos te perdés muchos momentos. Las cosas que conseguís con el grupo, como los premios, no lo disfrutás justamente por el mismo vértigo, porque todo pasa demasiado rápido y no te da la posibilidad de disfrutar un premio Gardel, escenarios como Viña del Mar donde te ha ido muy bien o conciertos como en el Teatro Colón que son cosas relevantes, muy importante. La hicimos como al pasar y no le dimos la importancia y trascendencia.

¿Qué proyectos tienen para este segundo semestre?

Con el nuevo disco estamos en plena gira nacional y una vez que se conozca aquí, comenzaremos a salir por toda Latinoamérica. Tenemos proyectado para fines de marzo, abril y mayo de 2020 una gira por Europa y EEUU.

En la última época hubo algunas situaciones, como la partida y regreso de Kike. A pesar de todo esto, ¿qué es lo que los mantiene unidos?

Nos conocemos muchísimo y, por sobre todas las cosas, hay respeto, no sobrepasarnos, tratar de entender los momentos de cada uno. Kike, cuando nos pidió el descanso, estaba realmente saturado y fatigado de todo esto, entonces nosotros decidimos seguir los tres, acomodando lo armónica vocal para seguir trabajando los tres y no pierda la solidez de un cuarteto, pero que se note un trío, lo mismo que estamos haciendo ahora.

¿Cómo vive el grupo esta nueva etapa por la ausencia de Mario?

Lo hemos hecho con Quique así que no ha sido complicado sin Mario. Se ha resuelto fácil la situación. Por ahora él está fuera de los escenarios. En el último disco hay canciones de él, sigue con su vida normal y afrontando los momentos internos que está viviendo ahora con su familia.

¿Hay la opción de que en algún momento regrese?

Eso únicamente lo dirá el tiempo. No hay otra cosa más que esperar. Es muy precipitado decir algo, principalmente por respetarlo, todo pasa entorno a él.

¿Cómo se organizan dentro del grupo?

os cuatro componemos. Quique se involucra más en las letras, pero depende de con quién componga. Las músicas que hago yo se las doy a la señora de Mario o a Daniel Cuevas. Uno tiene sus compadres de composición, como se dice. Álvaro compone y también se está metiendo en las letras. Todo hacemos de todo, es como una pequeña pyme.

Cuénteme del nuevo disco

La particularidad es que presentamos temas tomando como base la visión de cada uno, como podíamos aportar al grupo compositivamente. Trabajamos por nuestro lado y nos juntamos cierta fecha, escuchamos las propuestas y deliberamos. Elegimos un repertorio y cada uno se ocupó de la producción de la canción. El disco tiene la esencia de cada uno de nosotros.

Comentarios